Imagen de la piscina municipal de Castellar de la Frontera
Imagen de la piscina municipal de Castellar de la Frontera - ABC
Salud pública

El reto viral de defecar en las piscinas obliga a cerrar la de Castellar de la Frontera (Cádiz)

El Ayuntamiento decretó el domingo la evacuación y su cierre tras encontrarse heces humanas en el vaso principal. Los trabajos de limpieza y cloración permiten su reapertura

CastellarActualizado:

Los retos virales se están convirtiendo en una moda sin sentido que pueden llegar a tener graves consecuencias para la integridad física y la salud de quienes los realizan y para quienes les rodean.

Es lo que ha ocurrido en la piscina municipal de Castellar de la Frontera (Cádiz), que tuvo que ser evacuada y cerrada el pasado domingo al encontrarse heces humanas en el vaso principal. Y es que aunque resulte incomprensible, defecar en piscinas públicas se ha convertido en un nuevo reto viral, sobre todo entre jóvenes y adolescentes.

Según ha informado el Ayuntamiento de esta localidad gaditana, los socorristas atendieron a los bañistas para explicar lo sucedido, poniendo a su disposición el libro de reclamaciones y se les selló la entrada para compensarla por otro día.

Tras la evacuación se procedió a la cloración. Esta piscina tiene depuración continua y en cuatro horas se restablecen los niveles de cloro en todo el agua, según se indica desde el Ayuntamiento.

La incidencia fue comunicada al Distrito Sanitario del Campo de Gibraltar, que aconsejó, además de evacuar el vaso de bañistas, retirar los restos, intensificar cloración y depurar la piscina.

La piscina fue reabierta el lunes tras la cloración realizada y tras comprobarse los niveles de cloro, PH y turbiedad, que arrojaron parámetros normales. También fueron realizadas las analíticas del agua correspondientes.

El equipo de gobierno municipal de Castellar de la Frontera ha condenado la falta de civismo de quienes cometieron «estos vergonzosos actos».