Imagen de los juzgados de Algeciras - Sergio Rodríguez
Narcotráfico

Los tentáculos del narco salpican a un mando de la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar

El capitán de la Policía Judicial de la Comandancia de Algeciras ingresa en la prisión de Botafuegos; la investigación continúa abierta

Prisión para el capitán de la Guardia Civil detenido en Algeciras por su vinculación con el narcotráfico

Algeciras Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos, prevaricación y pertenencia a organización criminal. Son los delitos que la titular del juzgado número 4 de Algeciras (Cádiz) atribuye a Joaquín Franco, capitán de la unidad de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras.

La unidad de Asuntos Internos de la Guardia Civil le seguía la pista desde hace tiempo por su supuesta vinculación con el narcotráfico. Se le relaciona con Emilio Mazuelos, alias «El Moro», un conocido narcotraficante algecireño que fue detenido en enero en Madrid. Este diario ha sabido que este narcotraficante estaba el lunes en el módulo 6 de la prisión de Botafuegos de Algeciras.

Según ha sabido ABC, el estilo de vida del capitán detenido ahora había levantado sospechas. Agentes de esta unidad lo detuvieron el miércoles por la tarde en Tarifa, ciudad en la que residía y donde fue jefe del puesto de la Guardia Civil durante años.

Este mando de la Guardia Civil pasó en la mañana del jueves a disposición de la autoridad judicial, que decretó a prisión provisional, comunicada y sin fianza en el centro penitenciario de Botafuegos de Algeciras. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría en la Comandancia de Algeciras, donde se libra una ingente batalla contra el narcotráfico y donde aún no se ha superado la muerte del agente de Tráfico Fermín Cabezas cuando perseguía a unos narcos en Los Barrios el pasado 30 de mayo. Y es que el capitán detenido estaba al frente nada más y nada menos que de la unidad de Policía Judicial, una de las más importantes en esta lucha.

Y es que los tentáculos del narco continúan extendiéndose y no es ni mucho menos la primera vez que alcanzan al Instituto Armado.

Más de 12 guardias detenidos en lo que va de año

El coronel de la Comandancia de Algeciras, Jesús Núñez, aseguró a principios de año en una entrevista concedida a ABC que no habría «descanso ni paz para ningún guardia civil corrupto en el Campo de Gibraltar» y que en los cuatro años que llevaba en el cargo habían sido ya 14 los agentes detenidos, de los que nueve lo habían sido en lo que iba de 2019. Luego se han sumado al menos tres más.

La Guardia Civil detuvo el pasado mes de abril en la «Operación Green», llamada así precisamente por el color verde del uniforme del Instituto Armado, a 27 personas entre las que había dos agentes de la Benemérita. Uno estaba destinado casualmente en Tarifa y el otro en Navarra. Fueron intervenidas 10 toneladas de hachís.

A comienzos de año, cuatro guardias civiles del Campo de Gibraltar ingresaron en prisión, uno de ellos ya retirado, por su supuesta implicación en una trama de narcotraficantes. Fueron descubiertos en una compleja operación de la Guardia Civil realizada en Algeciras, La Línea de la Concepción y San Roque, esta última población donde prestaban servicio los tres agentes en activo. Se les acusó de revelación de secretos, omisión del deber de perseguir delitos y de facilitar la entrada de droga.

La Policía Nacional tampoco se libra. Unas semanas antes fue arrestado en Algeciras un laureado inspector de la Policía Nacional implicado en una organización criminal en el transcurso de una operación que se saldó con 18 detenidos entre los que también había un funcionario de Vigilancia Aduanera. En este caso la droga con la que traficaba esta organización era la cocaína. Fueron intervenidos más de 80 kilos y millones de euros en varios registros en Cádiz, Sevilla y Málaga.

También fueron detenidos varios los guardias civiles en varias operaciones de narcotráfico y el contrabando de tabaco el año pasado en el Campo de Gibraltar.

Preocupación en la AUGC

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha expresado su «honda preocupación» ante una situación que, de demostrarse, «pondría en evidencia algo que ya en su momento denunciamos: la extensión de los tentáculos del narcotráfico en la provincia de Cádiz hasta altas instancias de la Administración y la función pública», indicó en un comunicado.