Caso Malaya: arranca «la madre de todos los juicios»

Caso Malaya: arranca «la madre de todos los juicios»

Cinco años después del inicio de la investigación, la Audiencia de Málaga juzga desde hoy a los 95 procesados en el caso Malaya. El principal acusado, Juan Antonio Roca, comparte banquillo con presuntos testaferros, empresarios y ex concejales de Marbella. Se enfrentan a 500 años de cárcel y a una multa de 4.000 millones de euros

MÁLAGA Actualizado:

Juan Antonio Roca, ex asesor urbanístico de Marbella y presunto cerebro de la trama de corrupción destapada en el caso Malaya, volverá a acaparar hoy la atención de centenares de medios de comunicación y de todo el país. Cuatro años y medio después de su detención, ocurrida el 29 de marzo de 2006, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga empieza a enjuiciar unos hechos delictivos de tal calibre que llevaron a la disolución del Ayuntamiento marbellí, algo inédito en la historia de la democracia en España. Roca estará acompañado en el banquillo por otros 94 procesados, entre ellos, Julián Muñoz, Marisol Yagüe y Tomás Reñones, los tres últimos alcaldes de la era GIL en Marbella.

Hay hasta 17 ex ediles de la Corporación municipal acusados de corrupción —también se encuentra la ex primera teniente de alcalde y ex concejal del PSOE, Isabel García Marcos— y una veintena de empresarios que presuntamente pagaron sobornos al «jefe» de la red para lograr favores urbanísticos y administrativos del Ayuntamiento.

Quien llama «jefe» a Roca es la Fiscalía Anticorrupción, que en su escrito de acusación provisional lo sitúa al frente de una «organización» creada exclusivamente para enriquecerse. El fiscal Juan Carlos López Caballero otorga a Roca un poder absoluto en el Ayuntamiento durante esta etapa y cree que, en diez años, amasó una fortuna de 200 millones de euros que gastó en fincas, obras de arte, vehículos, caballos y una ganadería de reses bravas. Para enmascarar todo ese patrimonio ilícito, Roca se valió supuestamente de una maraña de sociedades que puso en manos de una veintena de testaferros que ahora se sientan con él en el banquillo.

Hay hasta 17 ex ediles de la Corporación municipal acusados de corrupción

Las previsiones apuntan a que el juicio de Malaya se prolongará aproximadamente un año. El tribunal, presidido por José Godino, ha reservado para el caso las mañanas de los lunes, martes y miércoles, con la excepción del 29 de septiembre, día en que no habrá sesión por las «dificultades de desplazamiento» que podrían encontrar los implicados debido a la huelga general.

Pero habrá que esperar un poco más para conocer la versión de los propios acusados. La vista comenzará con las cuestiones previas, que se alargarán presumiblemente durante todo octubre. Antes de dar paso a las defensas, que pondrán sobre la mesa los errores que, a su juicio, se han cometido durante la fase de instrucción, intervendrán la Fiscalía y las acusaciones (Ayuntamiento de Marbella, Junta de Andalucía y Abogacía del Estado). Solventado este trámite, el tribunal podría suspender la vista unos días para resolver algunos de los argumentos planteados, según fuentes judiciales.

Roca y los testaferros

La vista se ha dividido en bloques y el primero en declarar será el propio Roca, que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 30 años de cárcel, 54 años de inhabilitación y a una multa de 810 millones de euros por blanqueo de capitales, malversación de fondos públicos, prevaricación administrativa, fraude y cohecho pasivo. Después será el turno de sus presuntos testaferros, de los empresarios acusados de pagar sobornos y de los ex concejales de Marbella. Aquí saldrá a escena la ex alcaldesa, Marisol Yagüe, para quien Anticorrupción pide 20 años de cárcel y una multa de tres millones de euros.

Quien llama «jefe» a Roca es la Fiscalía Anticorrupción

Ante el tribunal desfilarán también la mujer y la hija de Roca; el ex jefe de la Policía Local de Marbella, Rafael del Pozo; el ex secretario municipal, Leopoldo Barrantes; y el ex alcalde Julián Muñoz, el más mediático de todos los imputados. Alrededor de 300 periodistas de unos 60 medios de comunicación se han acreditado para cubrir el juicio.

Las cifras del caso Malaya son estratosféricas. Además del número de procesados, se solicitan 500 años de cárcel y multas cercanas a 4.000 millones que el Ayuntamiento marbellí pretende reclamar por el perjuicio que han sufrido sus arcas. Algo que no podía imaginar el primer instructor del caso, Miguel Ángel Torres, cuando hace cinco años, en noviembre de 2005, tiró del hilo que le sirvió en bandeja un funcionario citado como testigo en una causa urbanística.