Consuelo García, víctima del robo, en su domicilio de Villa del Río
Consuelo García, víctima del robo, en su domicilio de Villa del Río - A.O.S.

Ladrones «solidarios»

El robo a una mujer mayor que se encontraba sola en su domicilio tiene en vilo a otras personas de edad avanzada

Actualizado:

Villa del Río está en alerta. El robo a una mujer mayor que se encontraba sola en su domicilio tiene en vilo a otras personas de edad avanzada que esperan que a ellos no les suceda lo que a Consuelo García, de 83 años. Fue el lunes 11 de agosto, a las 10.30 horas, cuando un grupo de hombres se adentró en un edificio de la localidad. Tras llamar a tres puertas, en dos no obtienen respuesta. Pero en la tercera sale Consuelo, quien en ese momento estaba sola. Su marido y su hijo habían salido. «Pensé que era mi vecina, porque no sonó el timbre del automático», relata la víctima.

Pero, tras abrir la puerta, se encontró con un hombre «fuerte y muy trajeado» que le explicó que estaba solicitando firmas para ayudar «a mayores y minusválidos».

Según recuerda Consuelo, el hombre llevaba dos papeles, uno en cada mano. Para ganarse su confianza, le mostró una supuesta autorización donde aparecía el nombre del Ayuntamiento. Una vez entablada la conversación, el individuo pidió a la señora entrar en la vivienda para apoyarse en una pequeña mesa de la cocina.

Aunque ella le dijo que no le iba a firmar, «el hombre se adentró en el piso, primero hasta la mesita de la cocina, y después, más adentro, hasta la mesa de la salita», siempre, con la excusa de un mejor apoyo para explicarle la iniciativa y que aceptara firmar. Ella le volvió a insistir: «no me dé más coba, que no voy a firmar».

No se percató Consuelo de que la puerta de su domicilio permanecía abierta. Tampoco de que ella estaba de espaldas según la había situado el delincuente. Este hecho fue aprovechado por sus compinches para entrar en la casa y registrar varias zonas hasta hacerse con una pequeña caja fuerte abierta, que estaba en uno de los cajones de la cómoda del dormitorio de matrimonio.

Finalmente, el hombre se marchó del domicilio aunque Consuelo no se dio cuenta de lo que había pasado hasta la tarde. Fue entonces cuando se dio cuenta de que «faltaba la caja fuerte, que tenía 50 euros, y pertenencias sin importancia», explica la víctima, que al día siguiente denunció los hechos ante la Policía Local de Villa del Río y la Guardia Civil, que los investigan y ya buscan a los ladrones.