Uno de los momentos del concierto de tangos celebrado ayer junto a la Calahorra
Uno de los momentos del concierto de tangos celebrado ayer junto a la Calahorra - valerio merino
OCIO NOCTURNO

Desde el río de la Plata llegó un tango para cautivar a Córdoba

El entorno de la Calahorra acogió ayer un concierto de este género con temas de Gardel y Piazzolla

Actualizado:

Más allá de una voz, unos acordes y unas letras, el tango es capaz de atravesarle a uno y llegar tan profundo que duele. El tango es pasión, es intensidad. El tango es arte cantado, arte bailado. Y, ante este cauce desbordado de emociones, aparece la orilla del Guadalquivir para acoger un espectáculo perfecto para una de las últimas noches de este verano. Ayer fueron muchos los espectadores que disfrutaron de una cita cordobesa, con un toque porteño, en el entorno del Puente Romano y la Calahorra. Dentro del ciclo Cultura en Red, se celebró un concierto de tango organizado por el área de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba.

«Mi Buenos Aires querido» fue el título de este espéctaculo que hizo un recorrido-homenaje por los principales tangosde los músicosCarlos Gardel y Astor Piazzolla, dos intérpretes de referencia en este mundo. Para ello, dos cantantes argentinos y una pianista fueron los únicos elementos necesarios para transportar a los interesados hasta el otro lado del charco durante unas horas.

Un sentimiento de orgullo y respeto era lo que uno de los cantantes argentinos, José Luis Bartolilla, sentía horas antes de la actuación. «Orgullo y satisfacción personal es lo que siento representando a mi país en esta tierra a través de una música como el tango», explicaba Bartolilla. Para él era la primera vez que actuaba en Córdoba, «en un escenario tan hermoso como lo es el Puente Romano». «El que viene entrenado -continuaba el artista porteño- es mi compañero [Maximiliano Serral], quien ya ha estado aquí en Andalucía más veces y participó en el homenaje que le hicieron a Miguel de Molina en el Cristo de los Faroles».

De este modo, el espectáculo, además de los temas interpretados por los propios cantantes, contó con un recital que funcionó como hilo conductor que explicaba la evolución de este género musical. «El tango significa más que un género musical, es una forma de vida que representa a todas esas mareas de personas que tuvieron que emigrar en busca de una oportunidad», aseguraba el artista. «El tango -puntualizaba- representa a un pueblo y a una parte de la historia que nos forjó a nosotros, los argentinos, como el pueblo que somos hoy».

De esta manera, el concejal de Cultura del Ayuntamiento, Juan Miguel Moreno Calderón, recalcaba la importancia de la ciudad de Buenos Aires para la cultura del siglo XX. «La música argentina tiene una enorme vitalidad y el tango es importante para conocer incluso la historia de ese pueblo», comentaba Moreno Calderón. Esta actividad es una más de las que realiza el programa Cultura en Red, con el que se pretende demostrar que la cultura no entiende de kilómetros. «Yo soy de Córdoba, la de Argentina, y me parece maravilloso poder cantar en esta Córdoba la de la Andalucía y entender que no estamos tan lejos como parece», aseguraba Bartolilla. En este sentido, el argentino recordaba que, en el fondo, la historia del tango mantenía una relación estrecha con la cultura andaluza y su música característica como lo es el flamenco. «Me parece que son dos culturas tan diferentes pero que a la vez están tan unidas, ya que el tango es el resultado de una mezcla de muchas culturas y el flamenco también tiene su reflejo en él, puesto que también es intensidad y define a un pueblo, al igual que lo hace el tango», explicaba el cantante.

Con respecto al escenario de este concierto, el responsable de Cultura comentaba que lo que se busca principalmente con este tipo de actividades era «mover el tejido artístico» de la ciudad. «Estamos intentado resaltar la zona emblemática de la Calahorra junto al molino de San Antonio, para usarlo como escenario para varias actividades culturales porque creo que hay que mirar también a la otra parte del río», explicaba Moreno Calderón. «Recordar que Cultura en Red -puntualizaba el concejal- es una forma de acercar la cultura a todos los ciudadanos de los diferentes distritos de la ciudad y si, además, se puede hacer en este sitio, mejor».

De esta manera, la noche de ayer se llenó de los conocidos acordes de tangos como «Volver», «El día que me quieras» o «Por una cabeza», entre otros, que hicieron las delicias de los allí presente.