Un tren de alta velocidad a su paso por la localidad de Almodóvar del Río
Un tren de alta velocidad a su paso por la localidad de Almodóvar del Río - ARCHIVO

El AVE de Sevilla a Málaga dejará de pasar a la fuerza por Córdoba

Un «by pass» en Almodóvar permitirá no tener que hacer parada en la capital

Actualizado:

Buena noticia para los usuarios de Sevilla y Málaga que viajan entre ambas ciudades por Alta Velocidad. Menos buena para los de la estación de Córdoba, que ahora disfrutan de una situación de cruce de caminos que la hace estratégica para las paradas interiores. Buena noticia, dicen algunos representantes públicos, para la vertebración andaluza gracias a un tramo de vías de ferrocarril de apenas unos kilómetros. Ese es el panorama general tras la aparición, en los Presupuestos del Estado para 2015, de lo que se conoce como un «by pass» ferrovario a la altura de Almodóvar del Río. Una conexión que va a costar 23 millones de euros y que, en un futuro, permitirá también viajar entre Granada y Sevilla sin parar en Córdoba.

De momento, el Gobierno dedicará una cantidad bastante pequeña para hacerlo posible, 400.000 euros. Se trata del dinero necesario para los estudios. Pero, según la programación del Ejecutivo, el Ministerio de Fomento quiere que la conexión directa entre las líneas Madrid-Sevilla y Madrid-Málaga se encuentren en marcha no más allá del año 2017.

¿Cómo se hace eso? Es una cuestión geográfica. Sevilla, Córdoba y Málaga generan en un mapa un triángulo imaginario. Las líneas de la Costa del Sol y de la capital hispalense confluyen en la estación de Córdoba por lo que cualquier trayecto interno pasa siempre por los andenes de la ciudad. La solución más práctica y barata es establecer una vía de apenas unos kilómetros en el término de Almodóvar del Río, a modo de pasarela entre ambas plataformas ferroviarias.

ADIF, la agencia gestora de las vías en España, tiene experiencia en este tipo de actuaciones. El mayor «by pass» se realizó en Madrid cuando entró en funcionamiento la línea Madrid-Barcelona. Fomento decidió crear una conexión directa entre ambas líneas con el objetivo de acortar el viaje en unos 20 minutos entre Andalucía y Cataluña. Este tipo de actuaciones permiten que los trenes no deceleren y se detengan manteniendo una marcha de 220 kilómetros por hora.

La otra opción

La decisión del «by pass» es una especie de opción barata a la que, en su día, planteó la Junta de Andalucía. El Gobierno andaluz, en los años del dinero fresco, quería tener su propio tren de alta velocidad andaluza. La línea, que se llegó a comenzar, iba a ser la Sevilla-Antequera en el marco de un proyecto mucho más grande, el Eje Transversal Ferroviario de Andalucía, una línea preparada para trenes de alta velocidad que cruzaría la comunidad. El proyecto se entretuvo en costar 1.200 millones de euros. El Gobierno andaluz licitó su construcción por tramos y llegó a realizar varios de ellos. Pero el dinero empezó a escasear y también los sueños de grandeza de inaugurar un tren de última generación propio del Gobierno autonómico. La Junta se paralizó la iniciativa a pesar del dinero que ya se ha gastado en esta cuestión. La consejera de Fomento, Elena Cortés, ha propuesto que las vías construidas se utilicen como circuito ferroviario de pruebas en lugar de construir un proyecto propio en Antequera, al que Izquierda Unida, su partido, siempre se ha negado.

A diario, Renfe tiene en servicio una docena de trenes que unen Málaga con Sevilla y viceversa. La intención del proyecto es incrementar el tráfico ferrovario entre ambas ciudades por medio de una conexión más rápida y atractiva dada su mayor velocidad comercial.