Un grupo de cordobeses celebrando el día de San Rafael el pasado año, en Los Villares
Un grupo de cordobeses celebrando el día de San Rafael el pasado año, en Los Villares - roldán serrano
festividad de san rafael

Refuerzan la limpieza, control y vigilancia en Los Villares

La Junta recuerda que se vigilen los fuegos de los tradicionales peroles

Actualizado:

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha reforzado las labores de mantenimiento del Parque Periurbano de Los Villares y ha establecido un dispositivo especial de limpieza, control y vigilancia para la celebración de San Rafael, que se prolongará durante los días siguientes, según ha anunciado el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera.

Zurera ha explicado que, como en años anteriores, se pondrá a la venta leña a precio simbólico para facilitar que las personas que acuden al recinto celebren sus peroles. Asimismo, habrá un servicio de limpieza extra y más agentes de Medio Ambiente en este espacio natural.

Se trata de un paraje, ha destacado el delegado, que el día 24 de octubre «vive un día de mucho público», si las condiciones climatológicas lo permiten, por lo que se están realizando tareas de acondicionamiento a lo largo de la última semana. Este parque periurbano ocupa una extensión de 485 hectáreas y cuenta con un centro de visitantes, en el que se muestra el paisaje de otros espacios protegidos de la provincia, y ofrece un recorrido por las distintas especies de árboles propias de estas zonas, además de un área recreativa y cuatro senderos autoguiados.

Zurera ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a que vigilen los fuegos que se encienden para los tradicionales peroles cordobeses, y ha insistido en la importancia de que se minimicen los riesgos de incendio por descuido o negligencia. Desde el pasado 16 de octubre se puede encender fuego para la preparación de alimentos en los lugares acondicionados para ello, no obstante «no hay que bajar la guardia y estar vigilantes». Entre 1 de junio y el 15 de octubre, esta práctica está totalmente prohibida en Andalucía debido a que se trata de la época de peligro alto de incendios forestales.