Un momento, ayer, de la protesta contra la inseguridad ciudadana
Un momento, ayer, de la protesta contra la inseguridad ciudadana - A. O. S.
bujalance

Más de mil vecinos protestan contra la inseguridad ciudadana

La localidad ha vivido dos altercados entre vecinos la última semana

Actualizado:

Con una fuerte presencia de miembros de la Guardia Civil y Policía Local, más de mil vecinos de Bujalance se concentraron ayer en la plaza Mayor como medida de protesta contra la oleada de altercados, robos e inseguridad sufrida la semana pasada en el municipio, y que acabó con dos denuncias por agresiones.

Los hechos, que se produjeron entre vecinos del municipio, implicaron a payos y gitanos en dos altercados con agresiones que han sido denunciadas ante la Guardia Civil. El primero, se produjo en una floristería, donde un matrimonio fue agredido por ocho mujeres de etnia gitana, al negarse los comerciantes a venderles más flores hasta que liquidaran los impagos acumulados desde 2012. El segundo altercado tuvo lugar en un bar de copas, donde las agresiones implicaron a los responsables del bar y otros tres hombres, también de etnia gitana.

Redes sociales

Estos enfrentamientos, unidos a robos continuados, han incrementado el estado de inseguridad ciudadana, por lo que los propios vecinos, tras diversas convocatorias vía «whatsapp» y redes sociales, reunieron ayer a más de mil personas en la conocida popularmente como plaza de los Naranjos, «para decir basta ya a esta situación». Al mismo tiempo exigían «al Ayuntamiento que ponga todo de su parte para acabar con la inseguridad», señaló Antonia López Cabanillas, una vecina cercana a las dos familias agredidas.

Elena Alba, alcaldesa en funciones de Bujalance, apuntó que, «estamos haciendo todo lo que podemos por la seguridad». En este sentido, el Ayuntamiento ha publicado un bando, en el que se hace, «un llamamiento al civismo, y al ejercicio de la libertad con responsabilidad, y a la pacífica convivencia entre todos los vecinos», anunciando la celebración, mañana, de un pleno extraordinario para abordar el problema.

Además, y con carácter de urgencia, insta a la Subdelegación del Gobierno a convocar una junta local de seguridad para aportar soluciones. En la concentración también estuvieron presentes numerosas personas de etnia gitana porque «no podemos pagar justos por pecadores», dijeron algunos de los presentes.