«Niño con liebre», pieza que fue hallada en las excavaciones de la Villa del Mitra
«Niño con liebre», pieza que fue hallada en las excavaciones de la Villa del Mitra - f.o.
cultura

Una visita por el renovado Museo Arqueológico de Cabra

El reformado recinto egabrense ofrece un recorrido más didáctico, con la inclusión de tecnología tridimensional

Actualizado:

Tras haber permanecido varios años cerrado al público debido a la realización de trabajos destinados a su mejora y modernización, el pasado 28 de febrero volvía a abrir sus puertas el Museo Arqueológico Municipal de Cabra (MAC). Los numerosos visitantes que durante estos días se están acercando a conocer las remozadas instalaciones, ubicadas en las antiguas dependencias del Banco de España (hoy Casa de la Cultura), han destacado la calidad de la intervención llevada a cabo, así como el cuidado de los distintos detalles museológicos que han puesto en valor diversos aspectos de la arqueología local. La intervención ha permitido, además, la recreación, a través de tecnología tridimensional, del interior de las distintas cuevas del término municipal, en las que se han encontrado pinturas rupestres, como es el caso de la Covacha Colorá, la Cueva del Calvario o la cueva de la Mina de Jarcas.

Uno de los principales atractivos del MAC es, sin duda, la pieza denominada «Niño con liebre», que fue hallada en las excavaciones de la Villa del Mitra, llevadas a cabo en la década de 1973. Durante lustros, la figura ha estado en posesión de la familia del exministro José Solís Ruiz. La pieza ha sido adquirida por el Ayuntamiento de Cabra para ser expuesta en el museo, al igual que se hizo hace unos años con el «Triente de Egabro», una moneda de época visigoda acuñada en el municipio entre los años 698 y 702 d.C.

También destaca la estatuaria procedente también de la Villa del Mitra, al igual que sus mosaicos, que se encuentran dispuestos en el espacio destinado al periodo romano. Especial mención merece la recreación del Mitreo -espacio destinado al culto de Mitras Tauroktonos-, cuya estatua da nombre a la villa. Se trata de la única pieza de las aparecidas en las excavaciones que no se exhibe (se puede contemplar una copia), ya que esta se encuentra en los fondos del Museo Arqueológico Provincial.

Asimismo, el visitante puede conocer los resultados de las excavaciones que se están llevando a cabo en el yacimiento ibero del Cerro de la Merced, pues se han incorporado a la colección permanente una cornisa de gola y otros objetos hallados en las campañas ya concluidas.

El museo destaca por su carácter didáctico, pues las piezas expuestas van acompañadas de gran cantidad de información que describe la procedencia de las mismas y su datación. También es de destacar la puesta en valor de la colección de cerámicas orientalizantes en una sala destinada para tal fin, que ha sido decorada de forma especial.