A la derecha, la delegada de Educación de la Junta en Córdoba, Manuela Gómez
A la derecha, la delegada de Educación de la Junta en Córdoba, Manuela Gómez - aBC
tras los resultados electorales

La delegada de Cultura en Córdoba felicita a sus funcionarios por la victoria del PSOE

Gómez remite un escrito a sus subordinados para agradecerles el trabajo realizado «porque se han recogido los frutos»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Recibir un correo electrónico del jefe siempre es motivo de alegría para un subordinado cuando se agradece el trabajo bien hecho. Cuando lo que se festeja es la Navidad, un contrato o el nacimiento de un hijo, entra dentro de la normalidad. Cuando lo que se festeja es la victoria del Partido Socialista en las elecciones autonómicas y quienes reciben la carta son funcionarios públicos y cuando quien la remite es una representante del PSOE, la cuestión toma otro cariz. Pues eso es lo que ha ocurrido en la Delegación Territorial de Educación y Cultura de la Junta de Andalucía en la provincia de Córdoba.

La delegada de Educación y Cultura, Manuela Gómez, se muestra verdaderamente agradecida por el trabajo realizado con la consecuencia derivada de la victoria electoral. El escrito ha sido remitido a los principales cargos de los tres departamentos que se encuentran bajo su mando en Córdoba -hay que sumarles Deporte- con el propósito de que se hagan extensivos a la totalidad de los trabajadores de la institución autonómica, que pasa durante estos días una buena tormenta por la grabación, en 2012, de una conversación entre la delegada de Empleo en Jaén con trabajadores públicos a los que instaba a hacer campaña por los socialistas.

El caso de Manuela Gómez no llega a tanto aunque sí reconoce cierta causa y efecto entre el trabajo de los funcionarios y la victoria socialista. El escrito fue remitido desde su secretaría particular con el objetivo de compartir el gozo por el hecho de que Susana Díaz obtuviese una mayoría simple en los comicios andaluces del 22 de marzo.

En cualquier caso, la delegada de Educación y Cultura no da margen para la autocrítica asegura que los departamentos bajo su responsabilidad «han dado la mejor cara que podemos ofrecer desde la Junta de Andalucía» que es «la de la buena gestión llevada con buen criterio, con compromiso y siempre aportando lo mejor de nosotros para ofrecer el mejor servicio público».

«Noble tarea»

La delegada se refiere directamente a la campaña electoral como «dos semanas apasionantes» que han tenido el efecto político deseado: «Hoy hemos recogido los frutos para que Andalucía siga siendo una tierra de igualdad con un futuro que construiremos entre todos día a día». La escueta y cariñosa nota, emitida desde la secretaría particular de la responsable socialista, agradece los resultados ante la «noble tarea» ejercida.

Gómez ha sido noticia durante las últimas semanas como consecuencia de decisiones adoptadas en su ámbito de actuación. Experta en Educación y militante de la agrupación Centro del PSOE, la también delegada de Cultura tuvo un fuerte enfrentamiento con el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), como consecuencia de los informes patrimoniales de su obra estrella en el Casco Histórico, la plaza de San Agustín. Cultura obligó al Consistorio a presentar el proyecto de reforma del enclave a su departamento por la cercanía de un bien protegido aunque la ley de patrimonio entiende que las obras sin licencia no precisan de un informe preceptivo.

La reacción vecinal hizo que Cultura se pensara muy mucho demorar unas obras que han sido demandadas desde el entorno. A las puertas de las elecciones autonómicas, la delegada optó por dar vía libre a la segunda puerta de la Mezquita-Catedral, demandada por las cofradías para poder desarrollar la carrera oficial en el entorno del primer templo de la diócesis. La decisión llevaba años demorándose y solamente recibió el visto bueno a unos días de la cita electoral.