Un momento de la manifestación contra las privatizaciones en el Ayuntamiento
Un momento de la manifestación contra las privatizaciones en el Ayuntamiento - v. merino
paro en el consistorio

Los sindicatos dicen que la huelga la sigue el 90% y el Ayuntamiento lo baja al 25%

En plena campaña, los candidatos de Ganemos e IU se suman a la manifestación contra las privatizaciones en Capitulares

Actualizado:

La huelga convocada hoy, en plena campaña de municipales, en el Ayuntamiento por CTA, CC.OO. -estos dos los mayoritarios en Capitulares- y UGT, se ha saldado con la habitual guerra de cifras. A la espera de datos oficiales, fuentes del gobierno local, que rechaza que existan motivos para una protesta de este tipo, han situado el seguimiento en «un 25%, con muchos servicios en los que nadie ha parado o la repercusión ha sido nula».

Sin embargo, los tres sindicatos ha señalado que el alcance a eso de las dos de la tarde estaba «entre el 89% y el 90%». Unos 1.200 trabajadores estaban convocados aesta protesta, a la que no habían sido llamadas las empresas municipales y en la que tampoco podía participar la Policía Local.

Los representantes de los trabajadores decidieron ir a la huelga -sólo de las 12.00 horas a las 18.00- por considerar que se están produciendo privatizaciones de la gestión municipal, destacando los casos de parques y jardines, así como denunciando que el sector privado va a desembarcar en el servicio de alumbrado. Igualmente, reivindican, pese a las limitaciones del Gobierno central a ello, que el Consistorio cree más empleo público y de calidad.

El acto culminante del paro ha sido una manifestación que ha acabado ante la puerta del Ayuntamiento. Según los convocantes, participaron aproximadamente 1.200 personas. La Policía Local rebajó la asistencia, pero no mucho: unas 1.000 manifestantes.

La primera movilización de «muchas»

Y los sindicatosdejaron claro que, de no haber cambios en la política laboral del Consistorio, independientemente de que siga o no el PP al frente de Capitulares, la de hoy ha sido la primera movilización. «Habrá muchas más, para que el empleo de calidad que se cree desde el Ayuntamiento sea de calidad; no en precario», ha asegurado la responsable de CC.OO. en el Ayuntamiento, María José Víbora.

El coordinador de CTA, Francisco Moro, ha advertido al PP, si sigue ostentando el bastón de mando, o «a los que vengan en su lugar» que una de las exigencias de los sindicatos es que «se retiren los pliegos» de concursos para «privatizar» servicios. Igualmente, exigen que se abra la bolsa de trabajo, reducida «a su mínima expresión», o que se creen las 50 plazas de oferta pública de empleo rubricadas en 2008. Y ha advertido de que la huelga y la manifestación de hoy son «un comienzo» para «luchar». «Esto no tiene marcha atrás».

CSIF tilda el seguimiento de «mínimo»

Por su parte, el sindicato CSIF, que junto a CGT no secundó el paro, emitió ayer un comunicado en el que defendía que el seguimiento por parte de los trabajadores en la huelga parcial convocada en el Ayuntamiento ha sido «mínimo». La mayoría del personal ha considerado que no había motivos para recurrir al paro, tal y como ha defendido CSIF desde un principio. El sindicato ha advertido de que rechaza cualquier intento de privatización por parte del Consistorio, pero considera que no era el momento de plantear un paro, a escasos días de las municipales. Además, se ha comprometido a sentarse a negociar con el nuevo gobierno municipal para impedir cualquier externalización.

La protesta ante el Ayuntamiento ha concitado a unas 1.000 personas

Moro, como los otros sindicatos, han negado que el paro sea «electoralista», como ha denunciado el gobierno municipal. El coordinador de CTA ha argumentado que, «si el alcalde, José Antonio Nieto, hubiera parado las privatizaciones y el deterioro de los servicios municipales, no hubiéramos actuado». «Lo que no puede esperar es que aprovechando el periodo electoral siga destruyendo los servicios públicos y nosotros estemos cruzados de brazos», en alusión al concurso para el mantenimiento de zonas verdes públicas y arbolado viario que se abrió el 17 de abril y que aún no se ha adjudicado.

Pero ésa es la teoría. La realidad es diferente. Los candidatos de Ganemos (agrupación de electores que tiene el apoyo de Podemos, que no se presenta a las municpales), Rafael Blázquez, e IU, Pedro García, acudieron a la manifestación. El primero ha apostado por hacer «un frente común» con la plantilla municipal para que «no se privatice ni se externalicen los servicios que ofrece el Ayuntamiento».

El alcaldable de la coalición de izquierdas ha apuntado que «no es novedoso que nosotros estemos apoyando una huelga». Y ha defendido que la plantilla del Ayuntamiento tiene «motivos más que de sobra»para haber realizado el paro.