Susana Díaz, hoy, junto a Isabel Ambrosio, en el barrio de Fátima
Susana Díaz, hoy, junto a Isabel Ambrosio, en el barrio de Fátima - rafael carmona
APOYO A AMBROSIO

Díaz advierte que el bloqueo a su gobierno será «castigado» en las urnas

La presidenta regional en funciones acusa a Nieto de «buscar la confrontación» con la Junta

Actualizado:

«Los ciudadanos no entienden se les tenga sin gobierno porque a unos nos les salgan las cuentas hasta el próximo domingo. Y estas cosas se castigan en las urnas». Con estas palabras, la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha criticado hoy en Córdoba el «bloqueo sistemático» del PP, Podemos y Ciudadanos a su investidura.

Durante un paseo electoral por el barrio de Fátima, la secretaria general del PSOE andaluz ha señalado que «hay tantas necesidades a las que hacer frente que es incomprensible que estén negándose algo tan legítimo como es que Andalucía tenga ese gobierno que legítimamente ha votado». En este sentido, ha asegurado que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, «no se atrevería a hacer esto en su tierra», y ha acusado a Podemos y Ciudadanos de «hacerle el juego y seguidismo» al PP.

En relación a la visita del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el que coincidirá mañana por primera vez en campaña, Díaz ha dicho que éste «va a aportar todo el compromiso de los socialistas de toda España a una región que está siendo muy importante».

La presidenta en funciones también ha tenido palabras para el actual alcalde y candidato a la reelección por los populares, José Antonio Nieto, al que ha acusado de «buscar la confrontación» con la Junta: «He tendido sistemáticamente la mano al alcande de Córdoba. Cuando venía aquí, todo eran buenas palabras, pero cuando me marchaba lo que habían sido buenas palabras se volvía confrontación», ha manifestado.

Frente a Nieto, Díaz ha elogiado a la alcaldable socialista, Isabel Ambrosio, por «su capacidad para el diálogo y su talante» y defendió que «ha alzado la voz cuando ha sido necesario para defender los intereses de Córdoba siempre que se tomaban decisiones al frente de una consejería que ella entendía que no eran las que necesitaba una ciudad como ésta y eso me da la seguridad de que va a ser una buena alcaldesa», ha afirmado.