Emacsa trabajó ayer en restablecer el suministro de agua al colegio Rey Heredia
Emacsa trabajó ayer en restablecer el suministro de agua al colegio Rey Heredia - r. serrano
dos años prorrogables

El cogobierno cede Rey Heredia sin que sus ocupantes deban desalojarlo

El PP lo consideraba necesario, pero PSOE e IU no y alegan que buscan «resolver problemas y no generarlos»

Actualizado:

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer la cesión por dos años prorrogables del viejo colegio ocupado Rey Heredia a la asociación «Casa de la Ciudadanía», que constituyó el Consejo de Distrito Sur. En ella, se integraron los promotores de la citada ocupación de este inmueble municipal que arrancó en octubre de 2013. La actuación sobre él se gestó entre colectivos, como 15M, Stop Desahucios, o sindicatos (CNT, CGT o SAT).

Éste era un asunto marcado en rojo en la agenda del bipartito. La edil de Hacienda y Participación, Alba Doblas (IU), señaló que se ha valorado la «función social» de quienes ocupan el Rey Heredia para la zona Sur de la ciudad, con el desarrollo de iniciativas como comedor social, que deberá volver a ponerse en marcha, biblioteca o actividades extraescolares.

Ocupantes: es una «victoria»

Doblas indicó que «no hará falta» que los colectivos implantados en el viejo colegio lo desalojen para formalizar la entrega, que aún deben rubricar las partes. «No tendría ningún sentido que salieran para luego cedérselo», dijo. Añadió que hay casos previos en los que se actuó como se hará ahora. Sin embargo, el anterior gobierno, del PP, creía necesario que primero los ocupantes dejaran el edificio y después se transmitiera su gestión a «Casa de la Ciudadanía». Los ocupantes se negaban a hacerlo de esa manera.

El edil de Seguridad y Gestión, Emilio Aumente (PSOE), dejó claro que no será este cogobierno el que se enfrente con los colectivos de Rey Heredia, ligados a la izquierda, por esta cuestión: «Vamos aresolver problemas; no a generar más». La luz verde oficial supuso que ayer mismo Emacsa hiciera tareas para restablecer el suministro de agua al edificio, que aún no culminaron.

Aumente explicó que «Casa de la Ciudadanía» pagará el mantenimiento del antiguo colegio (recibos de agua, electricidad...). «No hay ningún regalo», defendió.

Por su parte, Acampada Dignidad, que aglutina a los ocupantes, en un comunicado calificó la cesión como una «victoria», que es «el camino a seguir». Y llamó a «impulsar nuevas luchas», actuando «por delante y más allá de las instituciones».