Los alumnosde Ahlzahir en la Feria Pequeños Grandes Investigadores
Los alumnosde Ahlzahir en la Feria Pequeños Grandes Investigadores - ABC
RECONOCIMIENTO INVESTIGACIÓN

Alumnos de Ahlzahir consiguen el primer premio en la Feria de Pequeños Grandes Investigadores

Su proyecto consiste en la obtención de bioplástico a partir de cáscara de fruta y ha sido elaborado por alumnos de 2º de Bachillerato de Excelencia

CÓRDOBA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un grupo de cinco alumnos de 2º de Bachillerato del colegio de Fomento Ahlzahir de Córdoba ha conseguido el primer premio en la Feria Pequeños Grandes Investigadores. Un evento que se celebró dentro de la programación de la Noche de los Investigadores en el Real jardín Botánico de la capital el pasado viernes.

Los jóvenes Norberto Delgado, Iñigo Agüera, Luis Iglesias, Francisco Gil y Jaime García de Viguera presentaron para la ocasión su proyecto medio ambiental de obtención de bioplástico a partir de cáscara de fruta. Su propuesta, que ha estado dirigida por el profesor Fernando Maestre, conjuga varios proyectos STEM, esto es, del ámbito de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Un comité científico integrado por personal investigador del Jardín Botánico, la Universidad de Córdoba y el Instituto de Estudios Sociales Avanzados IESA-CSIC, recorrió la feria conociendo y evaluando las presentaciones que realizaban de sus proyectos cada uno de los grupos participantes de colegios de Córdoba y provincia.

Con esta actividad se intenta despertar las vocaciones científicas y de investigación entre el alumnado y pueden participar estudiantes desde Educación Primaria hasta Bachillerato. Todos los grupos presentan sus experimentos y proyectos relacionados con la ciencia, la naturaleza o el medio ambiente en los que han estado trabajando tutorizados durante los meses previos.

En el caso de los alumnos de Ahlzahir, su experimento ha estado movido por la preocupación «ante los problemas ambientales que ocasiona el consumo de plásticos convencionales, obtenidos de fuentes fósiles», según ha comentado Maestre. Los jóvenes, guiados por el profesor, han puesto el foco sobre «los residuos orgánicos como fuente de azúcares y fibra de almidón, que pueden ser potencialmente útiles con un tratamiento químico en productos con valor agregado».

Así, su proyecto consiste en la extracción del almidón contenido en las cáscaras de las frutas, que son consideradas residuos agrícolas, para utilizarlo como materia prima para producir bioplásticos. Este trabajo forma parte del Bachillerato de Excelencia de se imparte en este centro de Fomento.