Es Noticia
Córdoba C. F.
Carlos González, a la izquierda, en una de sus últimas apariciones públicas en el Córdoba - VALERIO MERINO
COMPRAVENTA

Bloqueo al desembarco de Jesús León y Luis Oliver en el Córdoba CF

González ralentiza desde el 28 la incorporación del montoreño al Consejo y la activación de los cambios

CÓRDOBAActualizado:

Desde el 28 de diciembre, Carlos González ha obstaculizado (sin motivo aparente) el desembarco de los nuevos dueños del Córdoba CF, Jesús León y Luis Oliver, en las oficinas de El Arcángel para comenzar las reformas en la entidad blanquiverde, especialmente en el ámbito deportivo. Esa es la conclusión más evidente que puede extraerse del nulo interés, al menos hasta el martes, del anterior propietario por sentarse para recibir el primer pago importante de la compraventa y certificar el nombramiento de León como consejero blanquiverde.

La parálisis para hacer efectivo el traspaso de poderes se ha producido desde que Grupo Prasa dio el visto bueno a la compraventa del Córdoba CF por Aglomerados Córdoba a Azaveco el pasado miércoles 27 de diciembre, tras confirmar que no ejercitaría el derecho de tanteo sobre la operación (tenía 30 días para decidirlo y lo hizo en una semana para allanar el desembarco más rápido posible a los adquirentes). Desde el día siguiente, los compradores esperan con paciencia a que González permita que el montoreño acceda al Consejo de Administración con plenos poderes para comenzar a trabajar en todos los ámbitos, inicialmente en el mercado invernal.

González solo ha dado un paso, mínimo e insuficiente, para regularizar la llegada de los nuevos propietarios a la gestión de la sociedad anónima deportiva blanquiverde. El Consejo de Administración del Córdoba, que preside su hijo Alejandro González, fijó para el 22 de enero la Junta General Extraordinaria que debe conducir a la salida de los actuales consejeros y el nombramiento de los nuevos administradores. Es decir, ese día se producirá la llegada formal de León y los hombres de Oliver al órgano de administración cordobesista.

La situación del equipo, en puestos de descenso a Segunda B desde hace meses y a cinco puntos de distancia de la permanencia, hace imposible que los nuevos dueños puedan esperar a esa fecha para realizar los cambios que pretenden en la plantilla si quieren tener opciones reales de que el equipo consiga la permanencia en Segunda. Si González paraliza hasta el 22 de enero el traspaso como ha hecho hasta la fecha, obligaría de facto a los nuevos dirigentes a tirar por la borda la posibilidad de dar bajas y proceder a los fichajes (siempre que el límite salarial lo permita) en los tres próximos partidos. En cierto modo, González estrangularía las opciones de salvación del equipo de prolongar esta situación de transición.

Plazos

Por eso, León y Oliver necesitan acceder al órgano de gestión del club, con plenas facultades, cuanto antes. Y esperan, pacientemente y con prudencia de momento, desde el pasado 28 a que González se decida a sentarse a la mesa para proceder a la formalización del primer pago importante de la venta y a la vez se designe a León consejero del Córdoba por cooptación. Se trata de una fórmula que el propio González ya utilizó durante su mandato y que permitiría la llegada de León al consejo antes de la celebración de la Junta de Accionistas del 22.

Carlos González ya dio largas en la primera oportunidad real que tuvo para ceder a León y Oliver el volante para hacerse con el control del club y de las decisiones. Fue tras la Junta General Ordinaria de Accionistas del pasado jueves. El 29 de diciembre, ya con la renuncia de Prasa a ejercitar el tanteo, no estaba previsto el nombramiento de León como consejero en el orden del día, pero podría haberse formalizado su llegada al órgano y el traspaso en el mando del club (pago incluido) si el montoreño hubiese sido designado consejero por la vía de la cooptación en un acto posterior. No fue así.

De prolongarse este bloqueo, que ya dura una semana, supondría un problema grave. De no producirse el traspaso de poder de forma inminente, podría afectar notablemente a las opciones de permanencia del equipo en Segunda. Algunas fuentes apuntan que estaba previsto que Carlos González y Jesús León solucionen el traspaso esta semana. Afinando más, hay quien incluso asegura que este miércoles es uno de los posibles días señalados en rojo, aunque otras fuentes estiman que lo más probable es que todo se concrete el viernes.

La llegada de Jesús León por cooptación al Consejo solo sería una fórmula intermedia hasta el 22. Ese día, el montoreño será designado presidente del Córdoba. Además, Oliver y él se repartirán los consejeros a partes iguales. El problema es que no sea demasiado tarde si persiste el bloqueo.

Outbrain