Once titular del Córdoba CF que ha consumado el descenso a Segunda B en Las Palmas
Once titular del Córdoba CF que ha consumado el descenso a Segunda B en Las Palmas - ABC/LOF
HECATOMBE

El Córdoba CF desciende a Segunda B en Las Palmas

El equipo blanquiverde vuelve al pozo después de 12 años tras una nefasta gestión de Jesús León

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El destino ha sido caprichoso. El Córdoba CF ha descendido a Segunda B matemáticamente este domingo (a las 21.49 horas) en el mismo estadio en el que hace apenas cinco años celebró el ascenso a Primera: ante Las Palmas en el Gran Canaria. El conjunto blanquiverde vuelve a la división de bronce después de 12 años y dos décadas casi completas instalado en LaLiga (Primera y Segunda), con la excepción de los cursos 2005-06 y 2006-07, desde que subió en Cartagena en 1999.

El Córdoba CF ha cosumado el descenso a Segunda B con cuatro jornadas de antelación sobre la conclusión de la temporada 2018-19, lo que ya aporta un dato ejemplarizante de la desastrosa campaña que ha firmado la hueste blanquiverde. El equipo tenía que ganar este domingo en las Islas Canarias como una única vía para tener una semana más de esperanza, pero no lo hizo. Ha perdido por 1-0 ante Las Palmas con un gol de Blum (minuto 19).

La nefasta gestión y planificación de la temporada del presidente y máximo accionista del Córdoba CF, Jesús León, han conducido al club a Segunda B en apenas 16 meses (un año y cuatro meses) de mandato del empresario de Montoro.

El Córdoba CF ha descendido a Segunda B matemáticamente con apenas 30 puntos y como colista de la división de plata, a falta de cuatro jornadas y 12 puntos en liza. El conjunto blanquiverde, que ha tenido cuatro entrenadores este curso, ha conseguido solo seis victorias (una regalada ante el Reus sin jugar), 12 empates y 19 derrotas. Lleva 42 goles a favor y 71 en contra.

Llevaba meses virtualmente descendido. El partido que marcó un antes y un después fue el 3-0 ante el Extremadura en la primera semana de marzo. La puntilla determinante se la dio un 0-4 ante el Lugo a mediados de abril. En la primera quincena de mayo llega el batacazo final en Las Palmas, ejemplo de la decadencia de un club con un futuro muy incierto.