El presidente del Córdoba, Jesús León, junto a Luis Oliver en El Arcángel
El presidente del Córdoba, Jesús León, junto a Luis Oliver en El Arcángel - Álvaro Carmona
CUENTAS

Córdoba CF | El finiquito pendiente de Luis Oliver roza los tres millones de euros

El informe de auditoría de BDO detalla el coste de la indemnización del contrato del exdirector deportivo

CórdobaActualizado:

Los problemas económicos del Córdoba CF no son fruto de una situación única, puntual o exclusiva. Es un conjunto de asuntos entrelazados que, pese a un incontable número de pagarés pendientes de cobro a partir del próximo 30 de julio, es evidente que han estrangulado la liquidez a corto plazo. Otro tema que destapa los problemas monetarios del club es el coste de la rescisión del contrato de Luis Oliver y su equipo de trabajo a mediados del pasado mes de julio. El informe de auditoría que BDO hizo al Córdoba en verano, al que ha tenido acceso ABC Córdoba y del que ya ha desvelado una parte del contenido durante esta semana, revela que el coste de la indemnización del exdirector general está cerca de los tres millones de euros.

El informe de auditoría asegura en sus conclusiones que «el cese de la dirección deportiva conllevaría, según el contrato una indemnización por importe de 3.750.000 euros (600.000 euros por año incumplido y 750.000 euros por la parte correspondiente del bonus máximo)». El contrato de Luis Oliver contemplaba cinco temporadas en la entidad blanquiverde como director general deportivo, aunque, realmente, su equipo de trabajo también dirigía otras áreas importantes del club, entre ellas, por ejemplo, ejercía la dirección financiera, entre otras.

Sin embargo, el despido de Oliver y su grupo de trabajo se produjo en julio de 2018, cuando el primer curso de gestión, aunque llegó en enero, ya se había finalizado. Por tanto, el efecto indemnizatorio alcanzaría a 600.000 por cuatro temporadas, lo que supondría una cifra de 2,4 millones.

Además, a esa cantidad habría que añadirle el bonus máximo por objetivos cumplidos e incentivos al que hace referencia el informe de auditoría. Serían 0,75 millones de euros más que añadir a los 2,4 millones. En total, la cifra de indemnización, según los auditores del Córdoba, estaría sobre los tres millones de euros.

Sin pagar

Una de las claves del nudo de la situación económica del Córdoba puede ser cómo se resuelve esta rescisión. «A Jesús (León) le oído decir que yo era caro, pero soy un caro virtual», dijo Luis Oliver el pasado 6 de marzo en una entrevista en ABC Córdoba, en referencia precisamente al finiquito de su contrato. Y explicó por qué: «No me ha pagado ni un euro ni de las primas de permanencia ni de mi indemnización», a la que ahora los auditores han puesto cifra.

Por su parte, el presidente y máximo accionista del Córdoba, Jesús León, también explicó sobre este tema en su última comparecencia pública que la rescisión «del contrato de Oliver sigue ahí, aunque en las cuentas (de esta temporada) está provisionado», reconoció. Además, detalló que el salario del navarro «nos puede parecer una barbaridad, porque, yo, dueño de esto, no lo cobro, me debí calentar menos en ese momento, pero cuando lo firmé solo pensaba en salvar esto».

En sus conclusiones, los expertos que revisaron la documentación del club durante el pasado verano explicaron que «no hemos tenido constancia de pagos a Sitnosport (empresa de Luis Oliver), con motivo de la resolución del citado contrato», incluso detallaron que tampoco «hemos dispuesto de explicaciones, ni otra justificación que nos permita conocer el efecto final que tendrá sobre las cuentas del club».