Stefanovic, en un lance del sábado pasado ante el Numancia
Stefanovic, en un lance del sábado pasado ante el Numancia - VALERIO MERINO
PROTAGONISTA

Córdoba CF | Los números llevan a Stefanovic a otra reválida

Las circunstancias hacen que el serbio tenga una segunda oportunidad en la portería

CÓRDOBAActualizado:

Las circunstancias han llevado a Igor Stefanovic a tener una nueva reválida en la portería del Córdoba. Y es que los problemas de inscripción del meta polaco Pawel Kieszek han posibilitado que el serbio vuelva a ser el guardián del marco blanquiverde en el arranque de la competición.

Sin embargo, la reaparición de Stefanovic en partido oficial no ha sido todo lo halagüeña que habría deseado. Según la estadística, el serbio la pasada temporada disputó cinco partidos oficiales en los que encajó 12 tantos entre Liga y Copa del Rey. Precisamente, ante el Tenerife fue su último concurso que se saldó con derrota por 1-4. Hoy sus números parecen similares, ya que en la primera jornada de competición recibió tres por parte del Numancia.

Con todo, el tiempo juega a su favor y todo apunta a que el próximo sábado podría tener una nueva oportunidad ante el Oviedo de ser de la partida. De hecho, se podría decir que para el balcánico no es nuevo este escenario. Y es que la temporada pasada también le llevó a la titularidad la lesión de Kieszek, quien tuvo que pasar por el quirófano tras detectarle un problema en la mano. Sin embargo, sus números le jugaron en contra y Carrión no tuvo más remedio que hacer el relevo ante un portero que ya contaba con el aval de la temporada anterior.

Ahora el inconveniente está con el límite salarial y en el Córdoba se ponen el tope del 31 de agosto para intentar remediarlo. Por ello, las miradas se vuelven a centrar en Stefanovic, quien podría ser algo más que un portero eventual. Y el serbio también tiene ganas de sacar sus mejores galas ante la afición del Córdoba, ya que hasta la fecha sólo pudo firmar un «cero» y fue en el Carlos Belmonte de Albacete.

De hecho, el sábado pasado firmó dos acciones de muchísimo mérito durante la primera mitad ante el Numancia. Voló para evitar un gol de cabeza de Guillermo y salvó un tiro a quemarropa de Oyazun. Por el contrario, fue víctima de los 10 minutos de locura del partido encajando tres goles en los que poco pudo hacer.

Stefanovic llegó al Córdoba como Kieszek. Es decir, por la vía de la Liga de Portugal. De hecho, hubo un año que fue elegido como el mejor portero de la competición cuando defendía la portería del Moreiense. Sin embargo, algunos problemas contractuales le pasaron factura en la temporada siguiente, pero que le permitieron dar el salto al fútbol español.

Según su estadística particular, ha actuado en 137 partidos como profesional y, de momento, ha dejado 41 su portería a «cero». La siguiente quiere que sea en El Arcángel.