El ex director deportivo del Córdoba CF, Rafael Berges
El ex director deportivo del Córdoba CF, Rafael Berges - Álvaro Carmona
Sala de prensa

Córdoba CF | Rafael Berges: «Han sido los peores diez meses de mi vida»

El exdirector deportivo blanquiverde ha señalado que «ha sido un descenso encubierto por LaLiga»

CórdobaActualizado:

El exdirector deportivo del Córdoba CF Rafael Berges se ha despedido este miércoles al mediodía de la afición blanquiverde en la sala de prensa del estadio El Arcángel tras completar la cuarta etapa, en diferentes cargos (dos como jugador, otra de entrenador y una más como director deportivo), en el club cordobesista. Ha dejado decenas de titulares.

Entre los más importantes, el dirigente cordobés ha señalado que ha vivido «los peores diez meses de mi vida» por la situación que sufrido en el Córdoba CF desde que llegó al club. De hecho, ha apuntado que para él la temporada «ha sido un descenso encubierto por LaLiga».

Incluso, ha detallado que con Jesús León se ha demostrado que «somos incompatibles» profesionalmente, por lo que lo mejor era «que separáramos nuestros caminos». De hecho, también ha reconocido que «mi relación con García Amado no era la mejor, porque en mi mente no entra un director general que sea socio de una agencia de representación».

También ha apuntado Berges que «yo no me voy a esconder jamás y me voy dando la cara», además de que «asumo mi parte de responsabilidad en la situación que se ha dado esta temporada» para acabar con el descenso. Sobre la falta de profesionalidad de los jugadores, Berges ha destacado que «yo como entrenador y por mi carácter me hubiera quedado con cuatro» en el vestuario.

Además, ha censurado que «a Rafa Navarro lo han dejado solo» desde arriba. Incluso, ha señalado que «los únicos que van a cobrar el 100% son los jugadores, pero aquí hay gente que no va a cobrar todo su contrato y que no va a seguir con sus trabajos por el descenso».

Berges también ha advertido de la dificultad de que el Córdoba CF vuelva a Segunda, a pesar de ser un grande de Segunda B. De hecho, ha dado un consejo para soñar con subir de inmediato. «Si un club como el Córdoba quiere ascender, no puede vender a Andrés Martín. Otra cosa es que para sobrevivir tenga que vender a Andrés Martín. Ese niño tiene un nivel superior y es diferente a lo que hay. Si se queda, todo sería muy sencillo».

A su juicio, el futuro hay que construirlo «con la verdad por delante». De hecho, considera que «es necesario conseguir la estabilidad económica y cumplir con los plazos de pago», porque el primer objetivo del club deber ser «recuperar la credibilidad» y a partir de ahí «poder crecer».

El cordobés ha finalizado que «no me he sentido engañado, pero la realidad no ha sido la que me esperaba». En este sentido, ha sentenciado que se dio cuenta de la realidad cuando «no pudimos inscribir a Pawel Kieszek y Edu Ramos porque vi que iba a ser muy difícil conseguirlo (permanencia)».