Imagen del documento del embargo
Imagen del documento del embargo - ABC
CRISIS INTITUCIONAL

Un embargo millonario retiene los ingresos clave del Córdoba CF

Bitton bloquea cuentas e ingresos, aunque anuncia que lo levantaría «si Jesús León dimite»

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La situación económica por la que atraviesa el Córdoba le ha llevado al límite de tener todas las fuentes principales de ingresos embargadas. Según la documentación obtenida por ABC, se trata de una diligencia de embargo a favor de Bitton Sport, empresa de Luis Oliver, que reclamaba a la entidad blanquiverde el pago de 1,8 millones de euros al no haber cubierto una serie de pagos como el contrato correspondiente a la dirección deportiva de la temporada anterior o la prima por la permanencia en el curso 17-18.

El caso es que Bitton Sport recibió por parte del Córdoba unos pagarés que deberían haber saldado esa deuda. La beneficiaria no pudo hacer efectivos los documentos de pago, circunstancia que le llevó a poner una demanda. En su edición del pasado 2 de agosto, ABC ya publicaba que Bitton estaba pendiente de un embargo, según pudo saber este periódico a través de fuentes judiciales.

Pasados unos días, tal circunstancia se ha confirmado. Y es que Juan Ramón Berdugo, secretario del consejo de administración del Córdoba, recibió la notificación del embargo a las 11:00 horas del 30 julio. Y esa medida, como se ha reseñado, deja al Córdoba CF en una situación límite, si bien, por lo que ha podido saber este periódico, el representante de la entidad blanquiverde se negó a firmar el documento que se le entregaba.

Para empezar, Bitton Sport, a través de la notificación, reclamaba el embargo de las cuentas del club, así como de una serie de créditos directos. Es decir, ingresos que a corto plazo debería tener el club hasta que le satisfagan la deuda pendiente de 1,8 millones.

Dentro de esos créditos directos, y según a la información a la que ha tenido acceso ABC Córdoba, se separan en dos vías. De un lado, están los de carácter deportivo. Es decir, la conocida como «ayuda al descenso», así como otras que engloba alguno de los traspasos que realizó la entidad blanquiverde la pasada temporada de jugadores como Guardiola, Andresito, Galán o Kieszek.

Del mismo modo, la reclamación efectuada al Córdoba por el impago a Bitton Sport también incluye la posible intervención de otro tipo. Entre ellos, la partida económica de la venta de abonos, fundamental durante la primera fase del curso, así como el dinero pactado en concepto de patrocinios con empresas locales como Supermercados Piedra, Inmobiliaria Forte, Electrocosto o el concesionario de Hyundai. Incluso, las ventas de la tienda del club.

Jesús León, en una comparecencia
Jesús León, en una comparecencia - Álvaro Carmona

En definitiva, una situación muy comprometida para la entidad blanquiverde y más ante el hecho de que antes del 23 de agosto tiene que hacer frente a una serie de pagos de manera inmediata como los de Curro Torres y Sandoval. De no ser así, el Córdoba no podría hacer frente a las inscripciones de los jugadores con los que va a contar en la competición del grupo IV de Segunda B.

ABC, con la documentación del embargo en su poder, se puso en contacto con Bitton Sport. Un portavoz de la empresa de Luis Oliver justificaba que «realizamos la denuncia cuando los pagarés que nos entregó el club estaban vencidos y sin posibilidad de cobro». Por lo tanto, entienden que el único culpable de la situación del Córdoba es «Jesús León», porque «ahora mismo está paralizado el club y al borde de un abismo, que incluso podría ser un descenso de categoría».

Incluso, fue más allá al reseñar que «sabemos que León no tiene el dinero que hace falta para salir de este problema y lo mejor que puede hacer es dejar en manos de quienes sí pueden hacer frente a los pagos». De paso, recordó que «esperemos que no haga desvíos de los ingresos, porque hasta que no nos pague a nosotros no pueden afrontar otras deudas». Entre ellas, la mencionada de los entrenadores Sandoval y Torres, quienes tienen bloqueados los derechos de inscripción de fichas.

Incluso, apuntaba a que «a León le queda una demanda de Bitton a Aglomerados en concepto de 2 millones de la compraventa del club que aún no ha devuelto y que se suman a los 4,5 que también debe a González». Con todo, fuentes autorizadas de Bitton aseguran que «si León presenta la dimisión, levantaríamos de manera inmediata el embargo».

Precisamente, González, anterior propietario de club y quien reclama la devolución del paquete mayoritario de las acciones por incumplimiento de contrato de compraventa por parte de León, apuntaba tras conocer la noticia del embargo que «el señor León ha demostrado ser incapaz de sacar esta situación y debe irse ya del Córdoba». Incluso, echó mano de una frase reciente en el ámbito futbolístico: «Como dijo Zidane de Bale, mejor mañana que pasado».

Porque González sostiene que «esta situación de parálisis en la sociedad puede ser una puntilla para el Córdoba y debe dar paso al fin de la era de León, quien hoy no es capaz ni de inscribir a los jugadores que ha fichado». Además, de que anunciaba que «no sólo está el embargo de Bitton; nos consta que hay más empresas, con las que nosotros podríamos solucionar el problema si se va León»

Además, apuntó que «la afición del Córdoba le ha permitido que se gaste 20 millones cuando la plantilla costaba 4, no pagar a sus empleados o un descenso». Por ello, entiende que «León ya ha perdido toda la credibilidad y como propietario del Córdoba que soy le exijo que se vaya».

También confirmó que Berdugo «no ha querido recibir nuestro requerimiento, por lo que nos ha trasladado el notario», en relación al de la solicitud de una junta de accionistas para retomar el control político de la sociedad tras el impago del último plazo del traspaso. De ahí que le recordara que «es mejor estar del lado de la legalidad y esperamos que recapacite».

ABC se puso en contacto con la entidad blanquiverde, si bien desde el departamento de comunicación decidió no comentar la información sin que se le mostrase el documento. Asimismo, trató de comunicarse con Jesús León, pero el presidente del Córdoba no atendió a la solicitud de este periódico de aclarar la delicada situación en la que se encuentra el club.