Martín, en la previa de un partido
Martín, en la previa de un partido - ABC
EL ELEGIDO

Enrique Martín, el nuevo entrenador del Córdoba CF, en cinco claves

El navarro destaca por ser experimentado, motivador y con versatilidad en sus sistemas

CórdobaActualizado:

Enrique Martín Monreal, nuevo entrenador del Córdoba, se puede decir que es un técnico que no deja indiferente a nadie. En sí, es una virtud para un técnico que lleva desde 1993 ejerciendo una profesión en la que le ha tocado vivir situaciones de todo tipo y en todas las categorías del fútbol nacional.

Experiencia

Martín puede presumir de una carrera dilatada en la que ha vivido momentos tan dulces como devolver al equipo de sus amores a Primera División, como le ocurrió con Osasuna en junio de 2016, o padecer un descenso, como le ha sucedido al cierre de su último ejercicio con el Nástic de Tarragona. Y es que la friolera de 643 partidos oficiales da para mucho. Además, con el valor añadido de hacerlo entre Primera y Segunda B.

Vivió experiencias como técnico en clubes como Terrassa, Burgos (con un descenso administrativo), Leganés, Xerez Deportivo, Numancia o Albacete, pero su vida estuvo ligada a Osasuna, donde destacó como jugador llegando a recibir la llamada de la selección española.

Descaro

Otro de los aspectos que llaman la atención del navarro es su capacidad para sacar jugadores de categorías inferiores. Es decir, no le tiembla el pulso para tomar decisiones que aparentemente podrían resultar chocantes. En este sentido, se recuerda su apuesta por el joven Mikel Merino, actual jugador de la selección española sub 21, a quien dio todos los galones del Osasuna en su penúltimo ascenso a Primera.

Carácter

La forma de entender la vida de Enrique Martín siempre ha calado entre sus aficiones. Es peculiar en las ruedas de prensa, pero no deja de dar algún mensaje. Por ejemplo, en Pamplona llegó a hablar del ático de la clasificación llegando a dar una rueda de prensa desde el edificio más alto de la ciudad. También en Tarragona, por ejemplo, advirtió que escribiría unas memorias. Entremedias, Martín sufrió un infarto que le apartó parcialmente de su pasión futbolística por un tiempo. En definitiva, alguien que siempre tiene algo que decir.

Estilo de juego

En su última etapa como técnico, tanto en el Nástic como en el Albacete, Martín se ha caracterizado por la versatilidad. Es decir, a veces ha apostado defensas de tres centrales o la habitual línea de cuatro. Sin embargo, considera que el sacrificio de los suyos debe ser innegable a la hora de defender y siempre con verticalidad de cara al marco contrario.

Otros

Martín, en la actualidad, es uno de esos entrenadores que han apostado por el mundo del coaching. De hecho, es de los que se les puede considerar como grandes motivadores para sus jugadores. Con todo, su historial también presenta un lunar y es que en la temporada 99-00 fue sancionado con 10 partidos por cortar un contragolpe en un partido que disputaban en el Leganés y el Badajoz desde su banquillo. En su descarga, se disculpó inmediatamente.