El presidente del Córdoba CF, Jesús León, en los instantes previos a la Junta
El presidente del Córdoba CF, Jesús León, en los instantes previos a la Junta - Álvaro Carmona
JUNTA DE ACCIONISTAS

Las explicaciones del presidente del Córdoba CF Jesús León

Asegura que «no pienso pagar ni un céntimo» por la cesión del estadio El Arcángel

CórdobaActualizado:

El presidente y máximo accionista del Córdoba CF, Jesús León, ha hecho una introducción a la Junta General de Accionistas en la que ha desgranado algunos de los aspectos más importantes, a su juicio, de los acontecimientos de su primer año de gestión en El Arcángel. Aquí tienes también sus mejores intervenciones durantes y después de la reunión con los pequeños dueños.

El empresario de Montoro ha señalado que cuando llegó el 19 de enero se encontró unas pérdidas del ejercicio que ya alcanzaban un millón de euros. Además que se tuvieron que afrontar de forma inmediata por la gestión del anterior propietario otro millón de gastos por despidos, salidas de jugadores y procedimientos judiciales.

Lo imputable a su gestión, según ha reconocido y explicado, son el 1,8 millones de euros de las primas por la permanencia y la carga de 1,6 millones de euros por el contrato y sus incentivos de la antigua dirección deportiva con Luis Oliver, es decir, unos 3,4 millones de euros. En total son unas pérdidas de 5,4 millones de euros, que se reducen al resultado negativo de 4,2 millones por los ingresos extra de 1,2 millones de euros conseguidos, entre los que «se incluye el cobro seguro de la permanencia», que, por tanto, es evidente que fue inferior a esa cantidad.

León también ha repasado varios asuntos de interés. Entre ellos, la renovación y cesión de Sergi Guardiola. Explicó que en febrero el delantero «tenía en la renovación una posición de fuerza porque quedaba libre en caso de descenso a Segunda B», aunque en su momento, durante la presentación del acuerdo con el jugador, el club informó de que la cláusula de rescisión en Segunda B era de 2,5 millones de euros.

Sobre el límite salarial negativo ha explicado que tenía unos cálculos que se le vinieron abajo por situaciones ajenas a su gestión. «Tenía un jugador saudí y un patrocinio vinculado por 2,5 millones de euros, pero se rompe porque el señor Oliver está vinculado al club», según argumentó. Por eso, sentenció que «sin él no se hubiera logrado la permanencia», pero sostuvo que «para un proyecto de futuro no era la dirección deportiva que necesitaba».

También le lanzó un dardo a Francisco Rodríguez, que se marchó en agosto del banquillo. «Se esperaba que iba al Manchester City, no era ni eso ni lo que luego se encontró; su actitud fue decepcionante para mí», apuntó.

El presidente y máximo accionista aseguró que luego llegó Sandoval y su relevo por Curro Torres. Hace un mes, el León señaló que estaba «contentísimo» con su labor. Este jueves señaló que respecto a la situación deportiva que «los resultados van más lentos de lo que esperábamos». Luego se ha extendido más para afirmar que está confiado porque está haciendo «un trabajo muy serio».

En cualquiero caso, hizo un alegato a que todo se resolverá rápidamente. «La situación deportiva y las tesiones de liquidez se van a solucionar seguro; para lo de los jugadores es cuestión de horas», apuntó. Eso sí, lanzó un mensaje al anterior propietario: «Hubo seis retrasos en los pagos, que están reflejados, y nadie supo nada; y tuvo varios expedientes de LaLiga, y tampoco nadie supo nada».

A Aythami también le replicó tras la Junta de Accionistas. «Si se quiere marchar, que Las Palmas pagué», dijo. De hecho, sometió a una especie de votación a los pequeños accionistas sobre qué harían en su situación.

Además, el presidente del Córdoba CF también se ha pronunciado sobre el borrador de la cesión de uso del estadio El Arcángel que ya tiene el club. Ha asegurado que «no pienso pagar un céntimo» por el uso del recinto, a pesar de que el Consistorio está obligado a fijar un canon que el club piensa compensar con los gastos de mantenimiento de la instalación.

De la posibilidad de solucionar el problema del límite salarial o el pago a Osasuna por Jaime Romero que impide fichar ahora mismo, explicó que «no voy a ponerme un plazo», pero se mostró optimista. Eso sí, todo dependerá de «si tenemos ventas de jugadores suficientes, si no lo son o no hay ventas», sentenció.