El expresidente del Córdoba CF, Carlos González, en la última rueda de prensa en El Arcángel
El expresidente del Córdoba CF, Carlos González, en la última rueda de prensa en El Arcángel - Valerio Merino
CRISIS INSTITUCIONAL

González pagará las deudas para inscribir a los jugadores y que el Córdoba siga en Segunda B

El empresario canario desbloquearía las inscripciones si León no cumple antes del viernes

CórdobaActualizado:

El caos institucional más absoluto continúa en el Córdoba CF a solo ocho días para que comience la Liga en Segunda B. Todavía con la duda de si el equipo podrá competir o no. En principio, lo hará. Entre otros motivos porque, en último capítulo de este tortuoso culebrón, Carlos González, en declaraciones a ABC, se comprometió este viernes públicamente a abonar las partidas económicas que bloquean la inscripción de los jugadores y técnicos del conjunto blanquiverde en la Federación Española en el caso de que el presidente del Córdoba, Jesús León, sea incapaz de afrontarlo, como ha sucedido hasta ahora.

Con ello, González evitaría otro posible descenso, en este caso administrativo a Tercera, y permitiría al club inscribir a la plantilla y técnicos para competir en Segunda B. González detalló a este medio que «nos vamos a hacer cargo de esa deuda para inscribir a los jugadores y técnicos» siempre en el hipotético caso de que Jesús León «no lo haga». El objetivo, lógicamente, es salvaguardar y garantizar que, en el caso de recuperar el control del club por el impago de las cantidades pactadas por su venta, «siga compitiendo en Segunda B».

El empresario canario detalló que se harían cargo de las cantidades adeudas con los extécnicos José Ramón Sandoval y Curro Torres, la empresa Viasport por el traspaso de Sebas Moyano a un fondo de inversión y también las deudas con media decena de jugadores del filial del Córdoba en las últimas campañas.

Este compromiso de González, por tanto, garantiza que el Córdoba podrá inscribir y competir la próxima temporada en Segunda B, con independencia de si Jesús León consigue o no la liquidez suficiente en el club para abonar esos cerca de 200.000 euros. En el caso de no lograrlo, González los pagará para garantizar la estabilidad del equipo en Segunda B ante su posible regreso posterior por vía judicial.

Además, Carlos González desveló que «voy a llamar a Luis Rubiales», presidente de la Federación Española de Fútbol, con el objetivo de «concertar una reunión», según la disponibilidad de la agenda del presidente, para «conocer la situación concreta del club en la Federación». Porque, a día de hoy, queda por aclarar «oficialmente si hay jugadores inscritos o no y cuántos» y sobre todo «los plazos» que tienen para inscribirlos (la competición empieza el 25, pero el club puede fichar hasta el 2 de septiembre). La idea, a la espera del visto bueno institucional, sería citarse para los primeros días de la próxima semana.

El Córdoba CF emitió el pasado viernes 9 de agosto un comunicado en el que aseguró que «espera que la próxima semana (por ésta), como tenía previsto, inscriba a la totalidad de su plantilla y actual cuerpo técnico en la RFEF». Sin embargo, ayer se acabó ese plazo sin hacerlo. Ese flagrante nuevo incumplimiento deja la inscripción de los jugadores del Córdoba en Segunda B con solo cinco días hábiles de margen, a partir del lunes 19, para poder iniciar la competición con plenas garantías el domingo 25 ante el Recreativo Granada (21.30 horas).

Además, la consejera Magdalena Entrenas, despedida hace días en su cargo como responsable de los servicios jurídicos del club (que dirigía con Sanivo Abogados), envió este viernes un requerimiento al presidente del Córdoba CF, Jesús León, al que ha tenido acceso este periódico, instándole a que convoque Junta General Extraordinaria de Accionistas y todo tipo de documentación a él y al resto de los miembros del Consejo de Administración cordobesista.