Javi Moreno duante su atención a los medios
Javi Moreno duante su atención a los medios - Rafael Carmona
CANTERA

Javi Moreno: «El presidente del Córdoba CF dice lo que le da la gana, pero la gente tiene que saber la verdad»

El exentrenador del División de Honor del club explicó que «en la Ciudad Deportiva hay ratas, orugas y pulgas»

CórdobaActualizado:

Javi Moreno, entrenador del División de Honor del Córdoba CF hasta el pasado 31 de junio, convocó a los medios de comunicación en un bar céntrico de la ciudad para dar su versión sobre las palabras vertidas por el presidente, Jesús León, en diversas ocasiones sobre la cantera.

El técnico no se mordió la lengua y fue tajante en todos los aspectos: «Hago esta rueda de prensa para comentar lo vivido en Córdoba, ha sido una experiencia bonita, estoy agradecido al club y todas esas cosas bonitas que se dicen pero ha sido un año difícil por muchas cosas y he pasado momentos que no son nada agradables», comenzó.

«Cuando llegué lo hice con una ilusión tremenda, me encontré unos chavales formidables que lo daban todo pero las dificultades fueron tremendas y me gustaría decirlo porque nadie lo dice: el que dice la verdad dicen que es malo y no es así», continuó.

Javi Moreno expuso que «no puede ser que un club como el Córdoba no tenga material para categorías inferiores, que tenga vestuarios lamentables, que prácticamente no se limpiaban durante toda la semana y muchas cosas que no me vienen a la cabeza y que son muy feas; En la Ciudad Deportiva hay ratas, pulgas, garrapatas, orugas...».

Ampliando sobre la crisis de las categorías inferiores reconoció que «los padres se gastan su dinero y los niños pasan muchas dificultades; hay niños de nueve años que se cambian en vestuarios lamentables y eso es algo que tiene que solucionarlo el que manda, nadie más». Y no tiene pinta de que eso vaya a cambiar en el futuro: «No sé que va a pasar, me da mucha pena porque con la cantidad de dinero que ha entrado al club, no se tienen unas instalaciones como dios manda y al final no es tanto dinero».

«No puede ser que un clubl como el Córdoba no tenga material para las categorías inferiores»

El exdelantero fue duro con el presidente, al que atizó en reiteradas ocasiones: «no puede decir que quiere una cantera como la del Sevilla cuando no ha pisado la Ciudad Deportiva; A mi equipo no ha ido a verlo ni un partido y al filial creo que tampoco». Sí que matizó que «Rafa Herrerías siempre me ha ayudado, se ha desvivido por mi equipo y con mis jugadores se ha portado muy bien».

Sobre la dureza del día a día explicó que «por la culpa de la mala gestión de la primera plantilla, salimos afectados el filial y nosotros. Dice que hemos quedado octavos con un presupuesto de 115 mil euros, pero no dice que he entrenado todo el año con ocho, que me quitaron el preparador físico porque decían que era de Oliver y me quitaron el segundo entrenador». Y añadió: «He ido a jugar partidos fuera y mis jugadores no se comían los bocadillos y como el presidente no dice las verdades hay gente que tiene que decirlas».

«Con este presidente, no vuelvo ni en broma»

En ese capítulo de anécdotas también explicó que «en pretemporada, las garrafas de agua las ponía yo, las llenaba en mi garaje, a ellos les pedía agua y me decían que mis jugadores bebían mucha agua; he ido a partidos sin fisio... los padres de los jugadores son los que han estado ahí y se merecen que los defienda a muerte».

También habló sobre la situación del B y Juan Marrero: «Cuando el señor presidente habló tiró por el suelo todo mi trabajo y el de Juan; igual que él habla y dice lo que le da la gana, la gente tiene que saber la realidad». Sobre el tema contó que «Juan es mi amigo y nos hemos unido este año para pasar las miseras juntos y tirar para adelante, él ha hecho entrenamientos con once jugadores y yo con ocho, muchas veces no podía ni preparar un entrenamiento porque no tenía gente y tampoco podía tirar del Liga Nacional porque entrenaban de tardes.

«He sido internacional y he jugado en grandes equipos y si pensaba que no iba a hablar, estaba equivocado; en el mundo del fútbol, el que calla es el que tira para arriba y el que habla y quiere lo mejor para el club es el malo y eso en el fútbol no puede ser», sentenció.

Por último, dejó claro que «estando este presidente, no vuelvo ni de broma, si otro presidente en otro momento quiere contar conmigo, yo encantado de la vida». Por el momento, todavía tienen pendiente la última nómina: «en su día nos dejó tres meses a deber y a día de hoy nos debe una a mí y a mis jugadores y a muchos del filial».