Andrés Martín, en el partido ante el Nástic
Andrés Martín, en el partido ante el Nástic - Valerio Merino
MERCADO

La lesión de Andrés abre el dilema de sus alineaciones en el Córdoba CF

El sevillano, codiciado por otros clubes, conocerá hoy el diagnóstico en el tobillo derecho

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Andrés Martín, «Andresito», se ha convertido en el hombre y el nombre del momento en el Córdoba CF. Pese a que la temporada podría considerarse como «echada» por parte del equipo, cada una de sus actuaciones reflejan el hambre de un joven que sabe que sigue poniéndose en un escaparate en el que más clubes se asoman.

Sin duda, una situación más que beneficiosa para un Córdoba que necesita fondos para paliar las necesidades de su caja. En sí, Andrés Martín es como una especie de póliza de futuro inmediato para garantizar la viabilidad de la sociedad. Por ello, cuando el pasado sábado acabó lesionado el partido ante el Rayo Majadahonda, se activaron algunas alarmas en el seno de la cúpula del club.

Concretamente, en jugador natural de Aguadulce se lastimó el tobillo derecho después de una acción individual que acabó con un balón estrellado en la madera del conjunto majariego en las postrimerías de la contienda. Por entonces, el Córdoba estaba con 10 jugadores tras la expulsión del lateral Loureiro, por lo que Andrés hizo un esfuerzo extra y acabó el partido a duras penas.

Sin embargo, sus gestos de dolor eran considerables, aunque en el club han preferido ser cautos. Especialmente, porque ayer era jornada de descanso y hasta esta mañana no se someterá a los primeros diagnósticos para saber cuál es el alcance de la misma.

Esa coyuntura, a lo largo de la semana, va a presentar un dilema que incluso traspasa los dominios de Rafa Navarro, entrenador de la primera plantilla. Y es que Andrés Martín es ahora objeto del deseo por clubes de muy distinto rango dentro del panorama continental. Es decir, hay clubes como Madrid, Barcelona o Borussia Dortmund que lo tienen en sus agendas de cara a retenerlo para un futuro. Además, otros clubes de la Primera División de España también podrían abrirle la puerta de una categoría superior.

Incluso, ya hay algunos que han trasladado ofertas por el jugador. Sin embargo, las propuestas actuales son inferiores a las pretensiones del Córdoba, que sabe que tiene ante sí la oportunidad de hacer una gran venta en función al valor que ha adquirido el jugador.

Pero esa coyuntura, que también debería entenderse como favorable, tiene su contrapunto. Y es que Andrés Martín, ante el riesgo de caer lesionado, podría de ser una pieza tan codiciada en el mercado. Es decir, que podría devaluar su precio de cara a un posible traspaso la próxima temporada.

Y todo ello lleva a consensuar dentro del club qué decisión tomar sobre si alinearlo en los dos partidos de Liga que quedan hasta el final de la temporada. Obviamente, dependería del hecho que lo acontecido en el Cerro del Espino fuera un simple susto. De un lado, el viernes hay partido ante un Osasuna que llega ascendido a Primera División. Eso sí, se da la paradoja de que en esa cita podría convertirse en el último encuentro del delantero de Aguadulce en El Arcángel. Y ese lado emocional podría ser determinante. De otro, en la última jornada se enfrenta a un Deportivo de la Coruña que llegará al partido apurando sus opciones de play off, por lo que volvería a exponer el futuro del jugador si no se cierra antes.

Es decir, lo sucedido con Álvaro Aguado, quien desde el pasado jueves ya no será incluido por el Córdoba en sus alineaciones tras consumarse los pagos procedentes del Real Valladolid su traspaso en el pasado mercado de enero. Por lo tanto, una determinación delicada, ya que cada gol que hace Andrés Martín es una señal de que crece paulatinamente su cotización.