Antonio Valentín posa en la plaza de Las Tendillas
Antonio Valentín posa en la plaza de Las Tendillas - Valerio Merino
ENTREVISTA

Valentín: «Los clubes necesitan equilibrio para llegar al triunfo»

El ex jugador confía en la reacción del Córdoba para salvarse con los fichajes de invierno

CórdobaActualizado:

Antonio Valentín es uno de esos jugadores que quedaron en el recuerdo de la afición del Córdoba. Velocidad, desborde y goles importantes acompañan una carrera deportiva que pasó por todas las categorías del balompié español. En sí, un hombre de fútbol que ahora sigue ligado a su pasión a través de la Escuela de fútbol de Gaspar Gálvez. Además, hace las veces de comentarista radiofónico para Canal Sur desde El Arcángel, un estadio que cantó gol gracias a él por primera vez en un partido ante el Recreativo de Huelva.

Ahora, con la perspectiva que sólo el tiempo regala, analiza al Córdoba, en particular, y todo lo que se vive en general alrededor de este mundo en el que se hizo un sitio. Y una prueba sintomática es que, pasados casi 30 años, los béticos no le olvidan y próximamente le van a tributar un homenaje con la constitución de una peña que lleva su nombre.

Valentín, analizando la temporada del Córdoba, considera que «ha vivido una situación difícil desde que arrancó el mercado de fichajes de verano», algo que «no es positivo ni para los jugadores, ni para el club, ni para el aficionado». Pero, viendo la clasificación, resalta que «por suerte, no está despegado en la clasificación y prueba de ello es que no parece tan difícil salir como sí ocurría la temporada pasada». Hablando de los movimientos de enero, estima que «puede que no todos los jugadores dieran lo que se esperaba, pero los cambios han llevado al equipo a mejor». Por ello, espera que se va al equipo «de Tenerife» de aquí al final de Liga, pero «no el del Granada». Y es que «esas sensaciones permiten pensar que puede salir».

Por ello, apunta que «los clubes necesitan equilibrio para llegar al éxito». Porque, desde su punto de vista, en el plano deportivo hay «mimbres». Sin embargo, le preocupa que «no se habla tanto de fútbol y todas esas informaciones terminan llegando a un vestuario». Asimismo destaca que «la afición está siendo paciente y es la que ayuda a que salgan fuerzas de donde no hay».

En el plano personal, sigue ligado al mundo del fútbol en la escuela de Gaspar Gálvez, aunque reconoce que «siempre estoy preparado por si llega el momento de dar el salto al mundo profesional», donde ya estuvo en las etapas de Ortuondo y Castro Santos en el banquillo del Córdoba como ayudante.

Con todo, gusta de trabajar con los niños porque «también el fútbol puede formarlos como personas». Porque «a estas edades no va a salir un Messi y un Ronaldo». De hecho, entiende que el trabajo de cantera es importante. De ahí que confiese que le gustaría ver a más cordobeses en el equipo de su tierra. En ese sentido, recuerda que «no hay que tener prisas», aunque también traslada a los jóvenes que «si quieren ser profesionales, deben empezar por querer jugar en el equipo de su tierra». De hecho, ése fue el camino que tomó en su momento y que le llevó a debutar en Primera con el Betis.