María Santísima de la Paz y Esperanza
María Santísima de la Paz y Esperanza - VALERIO MERINO
CABILDO EXTRAORDINARIO

La Paz de Córdoba inicia los trámites para coronar a su Virgen

La cofradía convoca a sus hermanos para pedir esta distinción para la venerada imagen de Capuchinos

CórdobaActualizado:

La hermandad de la Paz y Esperanza ha convocado un cabildo extraordinario para pedir la coronación canónica de su titular, María Santísima de la Paz y Esperanza. Así lo ha hecho saber la corporación del Miércoles Santo a sus hermanos a través de un escrito en el que los cita el próximo 4 de septiembre en el salón parroquial de San Miguel, con la propuesta de la coronación como único punto del orden del día. Si los hermanos así lo estiman oportuno, la hermandad iniciará los trámites necesarios para coronar a su titular. De llegarse a concretar, la Virgen de la Paz sería la novena imagen coronada canónicamente en la ciudad, siguiendo los pasos de la Virgen del Carmen de San Cayetano en 2012.

En el citado escrito remitido a los hermanos, al que ha tenido acceso ABC, el hermano mayor de la corporación, Enrique Aguilar, señala que un grupo de hermanos de su junta de gobierno fueron recibidos por Demetrio Fernández, obispo de la Diócesis de Córdoba. «El pasado mes de noviembre, esta Junta con su Consiliario al frente, tuvo el honor de ser recibida por el Señor Obispo, y en aquella reunión pudimos exponerle este deseo, al que respondió de una forma decidida y entusiasmada con un ¡Adelante!».

Primeros pasos

Aguilar indica que ya «en torno a 1999, siendo hermano mayor Antonio Peligro Sánchez, empezaron a darse los primeros pasos en firme para coronar a Nuestra Señora. Sin embargo, aquellos esfuerzos no llegaron a fructificar y se abandonó temporalmente el proyecto». Además, el hermano mayor insiste en que la Paloma de Capuchinos, desde su bendición el 8 de septiembre de 1939, «ha ido calando poquito a poco en los corazones de todos los cordobeses, que buscan en su tierna mirada la Paz y la Esperanza que necesitan en sus vidas». Por todo esto, Aguilar asegura que «hoy día creo que nadie puede poner en duda la inmensa devoción, el cariño y la admiración que despierta nuestra sagrada Titular. Es por ello que esta junta de gobierno que tengo el honor de presidir ha acordado, de forma unánime, retomar este ansiado proyecto de ver coronada a nuestra Madre».

Aguilar concluye su escrito recalcando la importancia que tiene el citado cabildo para la historia de la cofradía capuchina. «No se trata de un proyecto mío, ni siquiera de esta junta, se trata de un proyecto de todos los hermanos que formamos parte de esta hermandad. Desde el primer momento os animo a que os impliquéis, ya que si Dios y su Santísima Madre quieren, y vosotros también, queda mucho trabajo por delante, y debemos afrontarlo con muchísimas ganas e ilusión», manifiesta.