La Virgen del Campo de Cañete de las Torres, en la magna mariana de 2015
La Virgen del Campo de Cañete de las Torres, en la magna mariana de 2015 - Rafael Carmona
PASIÓN EN CÓRDOBA

Magna Córdoba 2019 | La Catedral vuelve a alzarse como casa grande de las cofradías de la diócesis

En los últimos años imágenes de toda la provincia han pasado por el primer templo

CórdobaActualizado:

Se habla de la presencia de 31 pasos en las calles en la tarde y noche del sábado, pero la auténtica magna de pasos se vivirá en la Mezquita-Catedral de Córdoba, que acogerá a 43 en la magna exposición «Por tu cruz redimiste al mundo». La cifra es récord y no se verá fuera de allí, porque no todas las hermandades han querido acudir llevando a sus imágenes en paso. El gran monumento de la ciudad refrenda así también su condición gran centro de la vida religiosa de toda la diócesis, y no sólo de Córdoba capital.

Quizá el primer antecedente esté hace ahora 25 años, cuando la Agrupación de Cofradías celebró su cincuentenario fundacional con una gran exposición también allí. Fue en octubre de 1994 y fueron titulares de decenas de hermandades, aunque ninguna lo hizo sobre un paso, ya que, entre otras cosas, las imágenes se mostraban sin ellos, y ahora es condición que estén en la que forma en que salen a la calle. No hubo ninguna preferencia entre imágenes de Cristo y de María, aunque la muestra se llamó «La Pasión de la Virgen», y en ella faltaron cofradías significativas de Córdoba, como la Misericordia y sobre todo Nuestra Señora de los Dolores, pero también llegaron imágenes significativas de la provincia.

El simpecado de la hermandad de Priego, en el Patio de los Naranjos en el Rocío de la Fe en 2013
El simpecado de la hermandad de Priego, en el Patio de los Naranjos en el Rocío de la Fe en 2013 - Roldán Serrano

Para los siguientes pasos hubo que esperar hasta bien entrado el siglo XXI. La Catedral fue el punto al que llegaron las hermandades hace ahora seis años, el 14 de septiembre de 2013. El Vía Crucis Magno del Año de la Fe supuso en primer lugar un acontecimiento histórico por el número de pasos y por la presencia de público, pero también fue una especie de ensayo general para la que se quería como carrera oficial, y que llegó cuatro años más tarde.

Ese mismo año, en noviembre, Córdoba vivió otra magna cita, que no tuvo pasos y que apenas tuvo a cinco hermandades, pero que fue también multitudinaria. Era el Rocío de la Fe, que reunió a hermanos de las cinco filiales de la provincia: Córdoba, Puente Genil, Cabra, Priego y Lucena. Estuvo presente el simpecado de la Hermandad Matriz de Almonte, y las demás hermandades llevaron a su insignia titular hasta un templo y partieron de allí con él hasta la Catedral, donde hubo una multitudinaria misa presidida por el obispo de Córdoba.

La Virgen de la Sierra, en la magna mariana Regina Mater, en 2015
La Virgen de la Sierra, en la magna mariana Regina Mater, en 2015 - Valerio Merino

Poco después se puso en marcha la siguiente cita, que tendría cariz mariano: la llamada Regina Mater. Tuvo como motivo el 750 aniversario de la consagración como Catedral de Córdoba de la antigua mezquita y reunió a más de dos decenas de imágenes de toda la diócesis coronadas canónicamente. La mayoría eran patronas de sus pueblos y traían a la ciudad su particular forma de entender la devoción.

Imágenes en la exposición «Eterna es su Misericordia», en 2016
Imágenes en la exposición «Eterna es su Misericordia», en 2016 - Roldán Serrano

Cada una estuvo en una iglesia distinta y desde allí partieron hasta la Catedral en la tarde del sábado 26 de junio. Era la primera vez que había recorriendo las calles imágenes que tenían su sede canónica en otros lugares, y en muchos casos fue una demostración de devoción difícilmente superable, como en la procesión y en la presencia de la Virgen de la Sierra, patrona de Cabra, en la Trinidad. Las imágenes hicieron lo mismo que en el Vía Crucis Magno: llegaron hasta la Puerta del Puente, entraron en la Catedral y luego regresaron a sus templos.

La Virgen de la Cabeza de El Carpio, en el Patio de los Naranjos
La Virgen de la Cabeza de El Carpio, en el Patio de los Naranjos - Álvaro Carmona

Poco después, en octubre de 2017, hubo otra coronación canónica, que fue la de la Virgen de la Cabeza de El Carpio, y sus hermanos también quisieron cumplir con el rito de visitar la Catedral que habían hecho las anteriores. Dos meses después, en diciembre, la imagen se trasladó hasta la iglesia de San Francisco, y desde allí, en su paso procesional y con sus mejores galas, visitó el primer templo de la diócesis. Y antes, en el otoño de 2016, la archicofradía de la Vera-Cruz había celebrado una exposición titulada «Eterna es su Misericordia», con Crucificados titulares de hermandades de esta advocación de toda la diócesis.