Retablo de Santa Ana restaurado por el tallista cordobés Manuel Valverde
Retablo de Santa Ana restaurado por el tallista cordobés Manuel Valverde - M.V
PATRIMONIO

Manuel Valverde culmina la restauración del retablo quemado en el convento de Santa Ana de Córdoba

La pieza accidentada en el año 1983 vuelve a recuperar su esplendor de antaño

CórdobaActualizado:

Han tenido que pasar 35 años para que el tallista cordobés Manuel Valverde Serrano haga «resurgir de la cenizas» el retablo de la iglesia convento de Santa Ana de Córdoba que se quemó en el año 1983. Se trata de un trabajo que ha sido posible gracias a una fotografía antigua «muy mala», según explicó Valverde, que ha permitido reintegrar todo el dibujo y hacer la talla.

Tras el incendio acaecido en esta iglesia cordobesa sólo quedó un cartabón, uno de los laterales del antiguo retablo que, ahora, se ha insertado en el nuevo trabajo realizado por el tallista cordobés. Este retablo está dedicado a la titular del convento carmelita descalzo, Santa Ana. De hecho, en el mismo se encuentra esta imagen titular, restaurada por Miguel Arjona.

Retablo de Santa Ana, restaurado por Manuel Valverde
Retablo de Santa Ana, restaurado por Manuel Valverde - M.V

Un «accidente navideño» provocó el incendio

Según ha explicado Valverde, el incendio que acabó con esta obra barroca fue provocado por un «curioso accidente». En la Navidad del año 1983, las distintas iglesias y parroquias, igual que ahora, tenían por costumbre colocar misterios representando el nacimiento de Jesús en los distintos retablos. Estos belenes se iluminaban con cirios y, precisamente, uno de estos cirios fue el que provocó el incendio.

Este fuego, además, provocó daños en el retablo neoclásico que se encontraba junto al de Santa Ana y que estaba dedicado a Santa Teresa de Jesús.

El trabajo de restauración ha durado tres años

El proyecto fue encargado por las monjas del convento de Santa Ana a Manuel Valverde por mediación del párroco del párroco de la Asunción de Castro del Río, Ignacio Sierra, en el año 2015. El retablo primitivo, según ha explicado el tallista cordobés, no tenía mesa de altar. Por este motivo, al proyecto original «se ha incorporado este nuevo elemento acorde con el estilo barroco de todo el conjunto».

En concreto, las fases de restauración han pasado por la remodelación de la estructura del retablo. Tras este proceso, se han realizado los trabajos de ebanistería, con la colaboración de los hijos de Rafael Villar, y, a raíz de ahí, la realización de las piezas de talla, desde la mesa de altar hasta coronar el medio punto.

Retablo de Santa Ana, restaurado por Manuel Valverde
Retablo de Santa Ana, restaurado por Manuel Valverde - M.V

Una devota paga este trabajo de restauración

El coste total de la restauración de este retablo barroco ha sido donado por una devota de Santa Ana que no ha querido dar su identidad, ni el precio de la obra. Ahora, tras haber finalizado la fase de restauración en madera, la idea es que comiencen los trabajos de dorado, aunque sin una fecha de inicio concreta.

El tallista cordobés Manuel Valverde continúa con la labor de su padre, Andrés Valverde, y es es el segundo retablo que realiza en solitario, después del de la Virgen de la Estrella de Villa del Río, y el primero en Córdoba capital.