Tres turistas consultan un plano de la ciudad
Tres turistas consultan un plano de la ciudad - VALERIO MERINO
TURISMO

La ocupación hotelera ya roza el lleno para la Semana Santa en Córdoba

La inestabilidad del tiempo paraliza las reservas y el sector teme cancelaciones

CÓRDOBAActualizado:

Con optimismo contenido. Así afrontan los hosteleros cordobeses la llegada de la Semana Santa 2019 que, hasta la fecha, arroja muy buenos guarismos para el sector: la media de ocupación durante los días de Pasión alcanza el 90 por ciento, según apunta el presidente de Hostecor, Francisco de la Torre. Sin embargo, la inestabilidad meteorológica hace temer cancelaciones. «Las lluvias de los últimos días han provocado que se paren las reservas», señala el responsable de la asociación.

«Los datos que tenemos indican que la primera parte de la Semana Santa la ocupación estará en torno al 70 u 80 por ciento, y subirá al 95 por ciento y hasta el lleno en algunos establecimientos a partir del jueves 25. Es probable que, si las precipitaciones continúan, muchos clientes decidan no venir. Hay que tener en cuenta que el turismo durante estos días es, sobre todo, familiar», explica De la Torre.

El sector pide más promoción para elevar la estancia media de las visitas

Varios establecimientos cuatro estrellas (que acogen buena parte de la demanda en estas jornadas) consultados por ABC confirman esas previsiones: así, desde AC Córdoba señalan que el primer fin de semana -del 12 al 14- están al 90 por ciento de ocupación; las reservas bajan al 70 por ciento entre semana y desde el jueves vuelven a subir hasta el 80 por ciento. En el Córdoba Center están ya al 95,2 por ciento, mientras que en el Hesperia, la media está en torno al 80 por ciento durante toda la semana.

Los visitantes que llegan en Semana Santa son, en su mayoría, de procedencia nacional. «En torno al 80 por ciento de los turistas son españoles que, además, aprovechan estos días para conocer la ciudad. Córdoba cada vez está adquiriendo más relevancia por su oferta cultural y gastronómica», indica el presidente de Hostecor. Además, «se quedan más días, la estancia media se incrementa -está en 1,6 días- y quienes nos visitan lo hacen para todo el puente», señala De la Torre, que añade que «para nosotros, la Semana Santa supone el pistoletazo de salida de nuestra temporada alta y los datos siempre suelen ser positivos».

El turista nacional es más impredecible porque reserva a última hora, al contrario que los extranjeros

El presidente de la Asociación de Profesionales del Turismo de Córdoba (Apetece), Alberto Rosales, apunta que la ocupación estos días «va a depender mucho del turismo nacional», ya que «es más impredecible, reserva más a última hora, al contrario que los extranjeros». A pesar de la buena facturación que el sector suele obtener cada año al cierre del Domingo de Resurrección, para Rosales existen algunos puntos que se podrían mejorar, como, por ejemplo, «promocionar la Semana Santa de los pueblos de la provincia desde aquí, desde el mismo Centro de Recepción de Visitantes, un espacio que está infrautilizado y que ha quedado relegado a mera oficina de información turística».

El portavoz de Córdoba Apetece señala, además, que «es importante diversificar las visitas, que los turistas conozcan otras zonas de la ciudad y no solo de cara a Semana Santa, sino al resto del año. Falta una buena señalización que indique a quienes vienen otros lugares de interés que se salen del Casco Histórico. Eso contribuiría a elevar la estancia media por encima de dos puntos».