Los visitantes en la puerta de las Palmas - Álvaro Carmona
PASIÓN EN CÓRDOBA

Un grupo de invidentes recorre la magna exposición nazarena de la Mezquita-Catedral de Córdoba

Un grupo de invidentes guiado de la ONCE pudieron sentir los pasos, palpando todos los detalles

CórdobaActualizado:

Para sentir no se necesita necesariamente la vista. Y es algo que se ha podido comprobar en la Mezquita-Catedral en la exposición «Por tu cruz redimiste al mundo». Un grupo concertado de la Fundación ONCE visitaron en la mañana de este miércoles la exposición en un recorrido de auténticas sensaciones.

La comisaria de arte de la exposición, Sarai Herrera guió al grupo, con problemas de visión en una expericiencia que se convirtió en única. Tuvieron a su alcance imaginar y dibujar distintos detalles que conforman la iconografía de la Semana Santa al detalle. Experimentaron senciones que les llevaron incluso a derramar una lágrima. Estaban tocando el cielo.

La hermandad del Remedio de Ánimas y la del Nazareno de Villanueva dieron su consentimiento para que este grupo de visita pudiera acercarse al paso y poder tocar y sentir hasta el último detalle del paso. «Es un ángel. Y lleva un látigo en la mano. Los pies los tiene muy pequeños». Así describían e imaginaban la trasera del paso del Remedio de Ánimas a la vez que Sarai Herrera detallaba el significado del paso y la imagen que portaba el paso que palpaban.

Las sensaciones se ampliaron en la capilla de San Mateo y la Limpia Concepción. Allí se sintieron capataces. La hermandad de la Paz y Esperanza cedió su antiguo llamador. Lo analizaban al detalle. El ángel con sus alas, la plata y la bola. Levantaron el martillo y golpearon. Retumbó en la capilla y sintieron eso que se siente al elevar un paso ante ti.

Y no solo disfrutaron el sentido del tacto. También lo hicieron con el olfato. Encendieron velas y respiraron los aromas más señalados de la Semana Santa. Sintieron los pasos y se llevaron la esencia de la semana Santa.

La comisaria de arte, Sarai Herrera, destacó este momento como «el más especial de la exposición» porque «el trabajo tiene éxito si todo el mundo tiene acceso». Y ellos lo tuvieron.