Oficina de Empleo en Córdoba
Oficina de Empleo en Córdoba - ABC
ECONOMÍA

El 26% de los parados cordobeses acumula más de dos años sin trabajo

Este colectivo suma 17.332 personas en la provincia y su cifra cae a menor ritmo en el ciclo de recuperación

CÓRDOBA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La recuperación económica se lleva los titulares, pero a su sombra hay un colectivo importante de personas que no se benefician de ella. Lo constata el «Informe del Mercado de Trabajo» de la provincia de 2018, que acaba de publicar el Servicio Público de Empleo Estatal ( SEPE). Este documento indica que, redondeando, uno de cada cuatro parados lleva más dedos añosbuscando trabajo sin éxito. Por si no fuera ya grave su situación, en el ciclo de la reactivación, este colectivo baja su cifra de desempleados a bastante menor ritmo que el conjunto del mercado laboral cordobés.

Este estudio señala que, a 31 de diciembre, había en Córdoba 17.332 parados inscritos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo ( SAE) que llevaban más de dos años buscando ocupación sin lograrla. Ese guarismo supone que el 26% de las personas sin trabajo superaba los 24 meses sin hallar una ocupación. El propio informe advierte de que, para un desempleado, se «reducen las posibilidades de encontrar trabajo cuando aumenta el tiempo de permanencia como demandante». Tras estos fríos datos, hay un enorme drama social. Arrastrar más de 730 días sin lograr una ocupación y agotar los subsidios -algo fácil si se permanece tanto tiempo fuera del mercado laboral- son factores que pueden conducir a la exclusión social.

Antes de ahondar, hay que puntualizar que, como siempre sucede con los datos del paro, si alguien desaparece de la lista del SAE, no significa necesariamente que haya encontrado trabajo. En el caso de este grupo concreto, parte de esas bajas corresponderán a quienes hayan emigrado a territorios más prósperos o a quienes hayan alcanzado la jubilación.

Recuperación

No todo es negativo, eso sí, para este colectivo. Desde el cierre de 2012, último ejercicio en el que la crisis golpeó, su número de desempleados ha retrocedido un 18,7%: de 21.310 bajó a 17.332. Pero ese descenso palidece si se le compara con el del conjunto de parados en el mismo periodo: el número total de inscritos en las oficinas del SAE de la provincia menguó un 30,7%.

El grupo de los que se podrían llamar parados de muy larga duración acumula ya cinco años consecutivos perdiendo efectivos. Eso sí, salvo en 2014 y en 2018, en el resto de ejercicios, la bajada que se ha anotado ha sido menor que la registrada en el conjunto del mercado laboral de Córdoba. Además, en 2013, cuando esta lacra empezó a retroceder en el global de la provincia, para ellos siguió creciendo.

Y si la recuperación no les alcanza de lleno, la crisis sí les golpeó con gran dureza. Al acabar 2008 (primer ejercicio de la recesión), había 10.887 parados cuya demanda de empleo acumulaba más de 24 meses sin dar fruto. Diez años después, esa cifra es aún un 59% superior. Si se analiza el global del mercado de trabajo de la provincia, los de desempleados al finalizar el pasado año superaban en un 2,4% a los registrados el último día de 2008: 66.740 por 65.140.