Auxiliadora Gómez y María José Arias en los pasillos de Oncología Médica
Auxiliadora Gómez y María José Arias en los pasillos de Oncología Médica - VALERIO MERINO
SALUD

Un 60% de los tratamientos de cáncer en el Reina Sofía se dan a personas de fuera de Córdoba capital

Más de la mitad de los pacientes tienen que trasladarse al centro desde otros puntos de la provincia para recibir sus sesiones

CÓRDOBAActualizado:

El área de influencia del Hospital Reina Sofía de Córdoba no se restringe a la capital. Tampoco la del área de Oncología Médica, por la que pasa diariamente un centenar de personas y donde cada médico dispensa una veintena de tratamientos al día. De todos ellos, el 60 por ciento los reciben cordobeses procedentes de fuera de la capital que se desplazan desde sus municipios. según los datos que maneja Salud.

La catalogación de los pacientes llevada a cabo por el personal del hospital ha permitido que este criterio geográfico sea tenido en cuenta a la hora de repartir las citas, de modo que al trayecto no se le tenga que sumar un excesivo tiempo de espera. Es, además, una línea en la que el personal apuesta por seguir trabajando hasta conseguir, entre otras cuestiones, que los pacientes puedan realizarse las pruebas pertinentes en sus centros de referencia y acudir a Córdoba solo para el tratamiento.

Otro de los criterios que se están teniendo en cuenta a la hora de optimizar el suministro de tratamientos, explican la oncóloga Auxiliadora Gómez y la supervisora, María José Arias, es el de la fragilidad de los pacientes, que puede responder a cuestiones de edad, patologías u otras necesidades. De los más de 14.000 tratamientos que se administraron en el hospital de día, más del 30 por ciento de los pacientes presentaba algún criterio de fragilidad, según fuentes del área de Oncología.

De las valoraciones realizadas en 2018, 2.000 se hicieron sobre pacientes nuevos

La cronificación de la enfermedad gracias a nuevos tratamientos que alargan las posibilidades de recuperación de los pacientes -el alta oncológica está en una media de cinco años- y la aparición de nuevos casos hace que el volumen de pacientes no pare de crecer. De todos los que fueron valorados a lo largo del año pasado en el hospital cordobés, 2.000 fueron pacientes nuevos. El aumento responde en parte a que el envejecimiento de la población eleva los casos y la campañas de detección precoz facilitan los diagnósticos.

El ritmo de actividad en Oncología crece de forma simultánea, lo que obliga a una reinvención organizativa y de instalaciones como la que se está llevando a cabo en el centro cordobés. Además, el verano, explican las profesionales del área de Oncología, es una época especialmente crítica. La actividad quirúrgica en los meses previos se intensifica y el tratamiento posterior se concentra en los meses de estío, en los que no hay vacaciones.