Un libro con protocolos notariales
Un libro con protocolos notariales - Fabián Simón
IMPUESTOS

Impuesto de Donaciones: 3.600 por una vivienda en el Centro de Córdoba

La modificación de la Junta ha supuesto que muchas familias puedan hacer el trámite sin apenas coste

CórdobaActualizado:

«Por una vivienda de 360.000 euros en el Centro de Córdoba me he ahorrado una buena cantidad porque me ha costado 3.600 euros en vez de 75.000, que era el 23 por ciento de su valor con los impuestos que tendría que haber asumido. Es un regalo por muy poco dinero». Es el testimonio de un cordobés, que prefiere refugiarse en el anonimato.

¿Cómo hicieron esta operación? Simplemente, su familia esperó el momento idóneo que le daría la modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Su padre, notario, conocedor de las modificaciones que se avecinaban, ejecutó una idea que nació hace tres años. «Mis padres compraron la vivienda y la registraron a su nombre. Con los cambios sabíamos que nos íbamos a beneficiar de un 99 por ciento en impuestos. Es mucho dinero, la verdad», reconoce. Su hermano mayor directamente se aprovechó de los 120.000 euros que quedaban exentos hace una década dedicados a la adquisición de la primera vivienda.

Casos excepcionales y modestos

«Podría decirse que es un caso similar, aunque directamente se inscribió la propiedad a nombre de mi hermano», detalla. Queda pendiente el menor de los vástagos. «El caso es peculiar porque se acaba de casar, la vivienda está a nombre de mis padres y aún no saben qué van a hacer: si aplicar las modificaciones del Impuesto de Sucesiones y Donaciones o estudiar otra solución», explica. Componen un catálogo de ejemplos más bien excepcionales, porque los notarios consultados por este periódico incidieron en que la mayoría de asuntos se ciñen a cantidades que no superan los 60.000 euros, con preeminencia de casos económicos, no traspaso de inmuebles, y con cantidades no desorbitadas.

Con todo, la mayoría de los casos son más humildes. «Ocurren con frecuencia donaciones de escasa cuantía o un montante no muy grande. Tenemos al padre que le regala 2.000 euros al hijo para que le ayude a comprarse el trastero y ahora solo tiene un gasto de 4 ó 5 euros», afirma el notario José Luis Iglesias.