Bellido, tras conocer los resultados electorales
Bellido, tras conocer los resultados electorales - A.C.
NUEVO AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

¿Qué alcaldes han gobernado en Córdoba desde la Transición?

Desde el año 1979, un total de ocho regidores, seis hombres y dos mujeres, se han sentado en el sillón consistorial

CÓRDOBAActualizado:12345678
  1. Julio Anguita (1979-1983)

    El 3 de abril de 1979, Julio Anguita González fue elegido por el pueblo como el primer alcalde de la democracia en la capital. Su formación, el PCE, fue la fuerza más votada con ocho de los 27 concejales que entonces componían el Pleno municipal. Córdoba fue entonces la única capital de provincia con un regidor comunista.

    En esos primeros comicios no logró la mayoría absoluta, pero sí arrasaría en las elecciones de 1983, cuando logró 17 concejales. La nueva mayoría absoluta del PCE llevaría a la formación de un tándem de gobierno entre Anguita y su teniente de alcalde, Herminio Trigo, quien sucedería al denominado «Califa rojo».

    El 1 de febrero de 1986, Julio Anguita presentó su dimisión como alcalde de Córdoba para ser candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Junta de Andalucía, obteniendo el 17,6% de los votos.

  2. Herminio Trigo (1986-1991)

    La mano derecha de Anguita durante su mandato (estuvo al frente de la concejalía de Sanidad y Asistencia Social, y teniente de alcalde) se convirtiró en su sucesor. Tuvo el bastón de mando nueve años, bajo las siglas de IU, siendo el segundo regidor democrático, por detrás de Rosa Aguilar, que más tiempo gobernó la ciudad.

    Bajo el mandato de Trigo se llevaron a cabo importantes actuaciones en materia urbanística en Córdoba, tales como el Plan General de Ordenación Urbana, la inauguración en mayo de 1987 del Jardín Botánico, el Plan Estratégico de Córdoba e inauguró el estadio del Arcángel, entre otras actuaciones.

    Tras ser acusado por prevaricar a raíz del nombramiento del gerente del Gran Teatro, anunció públicamente su dimisión el 17 de enero de 1995.

  3. Manuel Pérez (febrero a mayo de 1995)

    Una semana después de que Herminio Trigo presentase su dimisión, fue nombrado como su sucesor Manuel Pérez. Este político baenense ya había estado al frente de numerosos cargos en los gobiernos de su predecesor. En concreto, ostentó la primera tenencia de alcalde, delegado de Presidencia, presidente de la Gerencia de Urbanismo, presidente de Vimcorsa, además de portavoz del grupo Izquierda Unida.

    Solo ocupó el puesto de regidor durante tres meses, cuando entregó el bastón de mando a Rafael Merino.

  4. Rafael Merino (1995-1999)

    Después de tres regidores de izquierdas, el candidato a las elecciones de 1995 por el Partido Popular, Rafael Merino, arrasó con mayoría absoluta.

    Estando al frente del gobierno municipal se llevó a cabo la aprobación de la primera fase de la remodelación del río Guadalquivir a su paso por Córdoba, la reforma de la plaza de las Tendillas y la rehabilitación de las plazas de Abades y San Juan de Letrán.

    El crecimiento en votos en 1999 fue espectacular, pero se quedó apenas a unos cientos de papeletas de la absoluta. El pacto de izquierdas, el primero realizado desde la minoría, puso en manos de Rosa Aguilar el bastón de mando. Aún se presentó a las municipales de 2003, que sí ganó IU. Optó por la política en el Congreso, donde ha sido representante de la circunscripción todos estos años.

  5. Rosa Aguilar (1999-2009)

    Un pacto con los socialista concedió a IU y a su candidata, Rosa Aguilar, el bastón de mando del Ayuntamiento cordobés en 1999. Su formación obtuvo nueve concejales y el PSOE seis; superando los 14 concejales del Partido Popular. Cuatro años después volvió a repetir en el cargo, esta vez en solitario, tras resultar vencedora en los comicios con el 41,8% de los votos y 13 concejales.

    En 2007 volvió a pactar con el PSOE y, de nuevo, fue elegida alcaldesa el 16 de junio de ese año. Estuvo al frente hasta que el 23 de abril de 2009 la que fuera la «joya de la Corona» de Izquierda Unida (como la llamó el excoordinador Gaspar Llamazares), dio la mayor espantada que se recuerda, dejando de un día para otro su coalición para cambiarse de bando: abandonó la Alcaldía y su formación para irse con el PSOE. José Antonio Griñán le tenía reservado el puesto de consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía.

  6. Andrés Ocaña (2009-2011)

    Con la espantada de Rosa Aguilar a la Junta con el PSOE, el bastón de mando del Consistorio cordobés pasó a mano de Andrés Ocaña, curtido durante 16 años en la política de la capital. Fue el 8 de mayo de 2009 y estuvo en el cargo hasta 2011, tras la victoria del PP.

    Pese a tener que lidiar con la crisis, que, durante su mandato, hizo que cayeran entidades de renombre como Cajasur, que acabó intervenida por el Banco de España, Ocaña acometió una de las actuaciones urbanísticas más relevantes de la historia reciente de la ciudad: la peatonalización de la calle Cruz Conde.

  7. José Antonio Nieto (2011-2015)

    Los populares volvieron a gobernar entre 2011 y 2015, con José Antonio Nieto a la cabeza. Su partido consiguió la mayoría absoluta con casi el 49% de los votos y 16 concejales. En las elecciones de 2915 el PP ganó de nuevo; sin embargo, esa victoria no obtuvo los votos suficientes y un pacto entre PSOE e IU (con el apoyo de Ganemos) lo relegó a la oposición.

    Tras dejar la Alcaldía de Córdoba, Nieto ocupó diversos puestos como diputado del Congreso y Secretario de Estado de Seguridad en el segundo gobierno de Mariano Rajoy.

  8. Isabel Ambrosio (2015-2019)

    Un tripartito entre PSOE, IU y Ganemos tras las elecciones de 2015 dieron el bastón de mando a la socialista Isabel Ambrosio, la segunda alcaldesa que ha tenido Córdoba.

    Consiguió sumar la mayoría absoluta con los siete ediles de su formación, los cuatro de IU y los otros tantos de Ganemos, desbancando, así, al PP de la Alcaldía.

    Durante su gestión ha apostado por las empresas públicas, la implicación de los colectivos en temas de ciudad, y la lucha contra la situación de emergencia social. Por contra, ha habido episodios llamativos con proyectos que no han salido adelante. Por ejemplo, su gobierno no ha logrado desbloquear el Centro de Ferias y Convenciones: dos años con sus obras paradas y están a la mitad.