José Cuenca, en el partido de las semifinales de la Copa del Rey del año pasado
José Cuenca, en el partido de las semifinales de la Copa del Rey del año pasado - Óscar del Pozo
Balonmano

El Ángel Ximénez Avia Puente Genil, ante el sueño de superar al Barcelona en la Final-8 de la Copa del Rey

El conjunto pontano juega este viernes los cuartos de final (20.45 horas) en Alicante

CórdobaActualizado:

Gijón, Madrid y Alicante. Tres ciudades fedatarias del resplandeciente vínculo fraguado entre el Ángel Ximénez Avia Puente Genil y la Copa del Rey en los últimos años. El cuadro pontano emprende en el pabellón Pitiu Rochel su tercera comparecencia en la fase final —al discurrir por su sexta campaña en la Liga Asobal— de un torneo alentador y fascinante para el club que preside Mariano Jiménez.

La ambición y el desparpajo consagrados en esta vertiginosa competición por el bloque actualmente dirigido por Julián Ruiz se anteponen a las aflicciones ligueras. Una conversión germinada en el año 2015, al acceder a una cúspide de solo cuatro elegidos; prolongada hace doce meses, derrotando a un Granollers europeo; y afianzada en este curso deportivo una vez superados el Bordils, el Puerto Sagunto y el Benidorm en las eliminatorias previas.

La fantasía, el realismo y la ficción invaden al Ángel Ximénez al afrontar su emparejamiento inicial, en cuartos de final, frente al Barcelona Lassa, el mismo rival que aguardó a los habitantes del Miguel Salas en su primer contacto con esta reverberación del balonmano.

Dominador absoluto en el campeonato regular en los últimos nueve años, ganador de nueve entorchados continentales y campeón en la Copa del Rey durante en este lustro, el equipo de Xavi Pascual preserva una jerarquía irrebatible y persiste como adversario inaccesible sobre los demás conjuntos españoles. Favorito indubitable en cualquier enfrentamiento contra oponentes de nuestro país, avasalló por 28-46, al Ángel Ximénez en la primera vuelta, duelo que significa la referencia más cercana al choque que hoy disputan ambas escuadras (20:45 horas, Andalucía Televisión). La pareja de colegiados malagueños Ruiz Vergara y Macías de Paz dirige este compromiso.

La plantilla íntegra del Ángel Ximénez, alejado en cinco puntos de la zona de descenso a seis jornadas de la conclusión de la liga, ha viajado hasta la capital alicantina. Consuegra, baja en esta cita por una rotura muscular en la pierna derecha que se certificó oficialmente el miércoles, y el lateral derecho brasileño Amorim, operado en octubre de una grave lesión en la rodilla que lo inhabilita en la presente temporada, también pertenecen a la expedición. La concesión del alta médica al extremo izquierdo Sergio Barros, recuperado satisfactoriamente de diversas molestias físicas, supone la novedad más favorable para Julián Ruiz.

La configuración de esta Final-8 de la Copa del Rey establece en semifinales —mañana sábado, a las 19.30 horas— un duelo entre el vencedor del encuentro que protagonizan el Ángel Ximénez Avia Puente y el Barcelona Lassa y aquel que logre avanzar en los cuartos disputados por Logroño y Guadalajara.

El entrenador del Ángel Ximénez, Julián Ruiz, indicó que «el reto para cualquier deportista es el de mejorar siempre, el de crecer», por lo que aseguró que «no hay mejor contraste que enfrentarse al mejor equipo» del balonmano nacional para intentar dar la sorpresa.

El preparador cántabro del conjunto pontanés comentó que «con ese espíritu hay que trabajar cada día», de modo que la motivación del equipo fue creciendo esta semana según se acercaba la competición, porque en «estos torneos los equipos conviven y eso estimula a todos».