Rudovic intenta el tiro ante Ademar León
Rudovic intenta el tiro ante Ademar León - ESTEFANÍA HERNÁNDEZ/AX AVIA PUENTE GENIL
BALONMANO

El Ángel Ximénez Avia Puente Genil encara la recta final para la salvación en la Liga Asobal

Los de «Quino» Soler jugarán cuatro encuentros en casa y cinco fuera

CÓRDOBAActualizado:

El Ángel Ximénez Avia de Puente Genil encara la recta final del campeonato liguero. A los cordobeses le quedan nueve encuentros para certificar otra campaña más en la Liga Asobal, un completo éxito que se está fraguando con perseverancia y dedicación por parte de la directiva, cuerpo técnico y la plantilla. Los hombres de «Quino» Soler, quien renovó a principios de marzo por dos campañas más, ocupan la decimosegunda plaza de la tabla clasificatoria tras sumar dieciséis puntos. Esos registros se han producido después de ganar siete encuentros, empatar dos y perder los doce restantes.

La distancia con el descenso se encuentra actualmente en cinco puntos. Dichas posiciones las ostentan Balonmano Benidorm y Frigoríficos Morrazo con once y diez puntos respectivamente. En definitiva, los pontaneses poseen una renta importante teniendo en cuenta que quedan dieciocho por jugar y que en su vestuario está el máximo goleador del balonmano nacional: Novica Rudovic con ciento treinta dianas.

De todas formas, el Ángel Ximénez debe recuperar la senda del triunfo después de perder tres citas consecutivas. La última victoria data del 18 de febrero y se gestó en el Miguel Salas contra el Balonmano Villa de Aranda por 29-25. DS Auto Gomas Sinfín, Abanca Ademar León (en un duelo repleto de polémica arbitral) y el Bidasoa Irún doblegaron al Puente Genil antes del parón competitivo.

El calendario no será sencillo para los de Soler. Recibirán en casa al Fertiberia Puerto Sagunto, Bada Huesca, Quabit Guadalajara y Liberbank Ciudad Encantada. Lejos de su feudo tienen cinco encuentros de dificultad elevada contra Naturhouse La Rioja, Helvetia Anaitasuna, Balonmano Granollers, FC Barcelona Lassa y Balonmano Benidorm. El objetivo de la salvación pasa por fraguar buenos y competidos envites ejerciendo de anfitrión para no llegar a la última jornada en Alicante aún con todo en el aire.