El edificio se encuentra en pleno corazón del sector sur
El edificio se encuentra en pleno corazón del sector sur - VALERIO MERINO
URBANISMO

La antigua Normal de Magisterio sigue cerrada y sin un plan de usos definitivo

Urbanismo afirma que espera un informe para la recepción de las obras

CÓRDOBAActualizado:

El edificio de la antigua Escuela Normal de Magisterio, en el corazón del Sector Sur, se ha convertido por méritos propios en el rigor de las desdichas. El proyecto estrella del Plan Urban Sur, pagado en parte con fondos europeos, tendría que estar ya funcionando pero la obra de reforma del edificio, que no llegó a demolerse, está dando problemas hasta el último momento y la administración no se pone de acuerdo para cerrar y presentar un plan de usos definitivo.

La Gerencia de Urbanismo, que es la que trabaja actualmente el expediente dice que están pendientes de recibir un informe para recepcionar la obra pero el Consejo de Distrito Sur denuncia que aún no se ha urbanizado el entorno del edificio y que no tienen ninguna comunicación oficial sobre qué habrá en su interior.

Este año, el Ayuntamiento puso nueva fecha para la apertura del edificio: abril de 2017. De por sí este plazo suponía un retraso de más de dos años con respecto a los planes iniciales, y el mutismo actual de la administración pública lleva a pensar que, para variar, no será el último. Por el camino queda un tortuoso proceso hasta que la antigua Normal se ha podido convertir en la «nueva» Normal, que sigue vallada.

Hay que recordar que la empresa que se hizo con esta obra pública tuvo un importante desencuentro con el Ayuntamiento -entonces en manos de José Antonio Nieto- y antes del término de la obra se volvió a producir una pequeña crisis entre la constructora y el Consistorio que tuvo las obras paralizadas durante un mes en plena recta final.

El enigma del contenido

En un principio -allá por 2013- se le iba a dar un uso cultural, pero la idea se descartó para apostar por convertirla en un Centro de Producción e Iniciativas aunque no ha trascendido un documento definitivo que pueda considerarse el plan de usos oficial del inmueble.

El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC), Juan Andrés de Gracia, afirma que han solicitado al Ayuntamiento información sobre la estructura que tendrá finalmente el centro, así como del organigrama de personal que tendrá. Uno de los problemas que sobrevuelan este equipamiento es, precisamente, la falta de trabajadores municipales para atender todas las instalaciones que había previstas.