Una de las obras de la cordobesa Lola Guerrera - FLORA
FESTIVAL INTERNACIONAL DE LAS FLORES FLORA 2018

Instalaciones , artistas y escenarios: así será Flora 2018 en Córdoba, que arrancará con lluvia

Cinco creadores competirán, del 19 al 28 de octubre, por hacerse con alguno de los dos premios de 30.000 y 10.000 euros

Actualizado:

Nadie duda de que mayo es el mes de la flores por antonomasia en Córdoba. Sin embargo, octubre gana enteros para compartir ese título debido a la celebración de una cita que, pese a su corta trayectoria, ha alcanzado gran notoriedad y claros visos de perdurar en el tiempo. Se trata de Flora, el Festival Internacional de las Flores, que este año celebra su segunda edición del 19 al 28 de octubre. Las previsiones hablan de lluvias para el primer día del festival, algo que podría deslucir las creaciones de los artistas.

Esta iniciativa de Zizai Hotels junto al Ayuntamiento de Córdoba busca, a través de las creaciones florales efímeras de artistas de diversas partes del planeta, transformar espacios tan tradicionales y populares como son los patios cordobeses. Los creadores participantes ofrecerán su particular visión de estos enclaves, ofreciendo una mirada inédita sobre el patrimonio de la ciudad. Dichas instalaciones podrán visitarse de manera durante la fecha del certamen, una vez el jurado emita su dictamen.

Los escenarios serán el Palacio de Orive, la Escuela de Arte Mateo Inurria, la Diputación y el Potro

En esta ocasión, serán cinco artistas (el año pasado fueron ocho) los que compitan por uno de los dos premios del festival, de los más altos que se concenden en festivales similares en todo el mundo: el primero, de 30.000 euros; y el segundo, 10.000, además del galardón que concederá el público.

Los participantes llegan de distintos países y cuentan todos ellos con una importante carrera a sus espaldas. La temática común para todos ellos será «Juego».

Lola Guerrera, en Orive (patio central)

Toda la producción artística de esta cordobesa nacida en 1982 está atravesada por un tema: la vulnerabilidad. Su delicada mirada sobre la fragilidad de lo bello se ha dirigido, como no podía ser de otro modo, hacia la flora. Guerrera montará su instalación en el patio central del Palacio de Orive.

Ganadora de premios como los de Fundación AENA, Fundación Biodiversidad, Caminos de Hierro o Certamen Andaluz de Fotografía, Guerrera logra sobrecoger al público con materiales sencillos, de pequeña escala y a menudo recogidos en la misma zona donde su obra se expone.

Natalia Zhizhko estará en Diputación

Nació en Estonia, pero pronto cambió su paisaje por el ruso, donde hoy es uno de los grandes nombres de la floristería artística y comercial. Esta creadora ha recibido múltiples premios, como el World Flower Garden Show 2015 en Japón, European Cup 2011 y el Russian Cup 2009, entre otros.

Zhizhko es una viajera infatigable. Recorre el mundo dispuesta a compartir sus conocimientos allá donde haya alguien que ame las flores y a demostrar que el único límite que un artista debe aceptar es el de su imaginación. Estará en el patio del reloj de la Diputación Provincial de Córdoba.

Mark Colle, en Mateo Inurria

Este artista, que lleva desde los 15 años dedicado a la floristería, transformará el jardín de la Escuela de Arte Mateo Inurria. El de Colle ha sido un largo camino hasta lo que hoy es: uno de los nombres más prestigiosos y deseados del arte floral, al que se puede encontrar en su deliciosa floristería de Amberes (llamada Baltimore en homenaje a John Waters) o en las mejores pasarelas del mundo.

Resulta imposible hablar de Colle sin citar el momento crucial de su carrera: aquel primer desfile de Raf Simons para Dior, un delirio de peonías, dalias, claveles, delphiniums y rosas que asombró al mundo en 2012 tapizando las paredes de un palacio parisino.

Honghui Yu, Sherlovell, en Viana (patio de columnas)

Director artístico de Cohim Flower School, escuela floral de referencia en China, Sherlovell (China, 1988) defiende que al arte creado con flores le hace falta una mirada transversal y diversificada, para abrir horizontes más allá de los clásicos arreglos florales.

No es casual que su producción se extienda además por el diseño gráfico y de muebles, la moda, la fotografía artística, el interiorismo o la conceptualización de exposiciones. Su juventud no le impide ser uno de los grandes nombres del panorama de su país: le sobran talento y visión de futuro. Estará en el Patio de las Columnas del Palacio de Viana.

Hideyuki Niwa, en la Posada del Potro

Hideyuki Niwa ha vivido entre flores desde su nacimiento: su familia tenía una floristería, y desde que a los 20 años entró a trabajar en un prestigioso establecimiento de este sector en Tokyo, Kamon Flowergate, no se ha separado de las flores. En 2013 fundó Hideyuki Niwa Design Office, el estudio desde el que difunde su estilo delicado, contemporáneo y renovador.

«Imagina y crea» es su máxima, y «Metamorfosis botánica» el proceso que utiliza para mostrarnos una nueva forma de belleza. Ganador de oro (categoría Floral Art) en Singapore Garden Festival 2016, gusta de enfrentar a las flores con otros materiales, logrando fusiones sorprendentes y siempre bellas.

Como novedad, según apunta la organización, el festival contará este año con la presencia de patrocinadores «premium», vinculados a diferentes patios en exclusiva. Es el caso de Cervezas Alhambra, quien patrocinará el patio del Palacio de Orive junto a la artista Lola Guerrera, y de la Fundación Rafael Botí, que hará lo propio con el Patio de la Diputación de Córdoba y la artista Natalia Zhizhko. «Una iniciativa que pretende aunar fuerzas para garantizar el éxito de posteriores ediciones hasta convertirse en uno de los eventos florales más importantes del circuito internacional».

Flora 2018 también contará con el apoyo de la Fundación Cajasur para financiar las II Becas para Asistente Artístico y de Casa Árabe (16 de 300 euros), que se convertirá en la sede oficial del festival durante su celebración.