Pedro García e Isabel Ambrosio, en el Pleno
Pedro García e Isabel Ambrosio, en el Pleno - Roldán Serrano
Pleno ordinario de junio

El Ayuntamiento de Córdoba actuará en las zonas privadas de uso público

Abrirá un estudio para que el Consistorio pueda acceder a estas zonas

CÓRDOBAActualizado:

El Pleno del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado de forma unánime un acuerdo político con el objetivo de que la institución reconsidere su actuación en zonas privadas de uso público en distintos barrios, un viejo problema que la Federación de Asociaciones de Vecinos Al Zahara. Se trata de una realidad de muchos barrios creados en el siglo XX y es que determinadas zonas de la ciudad son propiedad de los residentes o de entidades privadas.

El Ayuntamiento ha seguido distintas posiciones que van cambiando en función del matiz ideológico de quien gobierna. Solamente el Parque Figueroa tiene unos 15.000 metros cuadrados de zona verde que es propiedad de los residentes y que tiene unas necesidades de emergencia que éstos no pueden asumir. Alguna de ellas de urgencia como la existencia de grandes árboles que se caen y amenazan la integridad de las personas que residen o pasan por la zona.

Lo que el Ayuntamiento ha aprobado es una medida doble, a propuesta del PP y con la aquiescencia del resto de grupos. En primer lugar, realizar un estudio sobre todas las zonas privadas de uso público. Cuáles constituyen un patrimonio y responsabilidad de sus vecinos y cuáles tienen tales características que dejarlas en manos de los residentes no resulta viable. La segunda medida es que en caso de emergencia no preguntar de quién es el solar. El presidente de la asociación de vecinos El Parque, Francisco Muñoz Jiménez, explicó que se trata de algo que ya se hace en bienes particulares. La plaza de la Marina Española es propiedad de la Iglesia desde la creación del barrio y el Consistorio ya actúa en ella sin problemas.

Por su parte, todos los grupos políticos decidieron crear una comisión de estudio para la creación de una comercializadora de electricidad que sea un servicio público municipal. Los partidos dijeron estar de acuerdo con la propuesta de Ganemos, incluida en el acuerdo de investidura, de que se estudie si merece la pena crear una eléctrica propia como la que tienen, por razones históricas, ciudades como Cádiz.