Alba Doblas y Emilio Aumente, en la comparecencia semanal
Alba Doblas y Emilio Aumente, en la comparecencia semanal - ABC
Memoria Histórica

El Ayuntamiento de Córdoba cambiará por tercera vez la calle Periodista Quesada Chacón

Devuelve el expediente de Urbanismo para que busque otra alternativa a avenida de la Electromecánica

CórdobaActualizado:

Nunca una calle tuvo tantos nombres en tan poco tiempo. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba ha decidido devolver el expediente de redenominación de la calle Periodista Quesada Chacón a la Gerencia de Urbanismo para que busque una alternativa, la tercera, al nombre que se había designado.

El primero fue avenida de La Letro, denominación que suscitó la contrariedad del barrio porque, decían los vecinos, no se correspondía con la escritura correcta de la forma en la que se conocía en Córdoba a la fábrica. Urbanismo reconoció el error y consignó el nombre de avenida de la Electromecánica con la pretensión de que ese fuese el nombre definitivo. Pero tampoco.

La Junta de Gobierno Local ha tomado la inaudita decisión de decir que no de nuevo escuchando a los vecinos de la que consideran que no es un nombre adecuado. Uno de los argumentos es que no es un nombre propicio para la avenida dada su disposición, que se encuentra alejada de la antigua facturía. La edil de Hacienda, Alba Doblas, aseguró que siempre se ha optado por escuchar a los vecinos.

La realidad es que ninguna calle de las que han cambiado de nombre ha tenido tantas oportunidades. Un ejemplo de ello es la plaza de Cañero cuyos vecinos votaron una rotulación concreta, San Vicente Ferrer, que fue descartada por su semejanza fonética con una calle ya existente. En el caso de Quesada Chacón, Urbanismo tendrá que elegir entre cualquiera de las alternativas planteadas en su día. Son las siguientes: Arabista Antonio Arjona, Facultad de Veterinaria, Escriba Lubina, Prolongación de Medina Azahara y Camino de San Jerónimo. Alguna de ellas ya fue informada desfavorablemente por los servicios técnicos de Vía Pública.

Pese a que el Consistorio ya utiliza en sus comunicaciones públicas los nuevos nombres, la realidad es que el procedimiento no se ha culminado. Descartada la obligación de realizar una comunicación individualizada a los afectados, se está a la espera de la publicación en el BOP de los nuevos nombres y la rotulación material.