Estudiantes en el cercanías al Campus de Rabanales VALERIO MERINO
INFRAESTRUCTURAS

El Ayuntamiento de Córdoba quiere cerrar ya el acuerdo del cercanías

El último cuatrimestre de 2019 es el plazo que se concede el gobierno municipal de un proyecto aún por concretarse

CórdobaActualizado:

El gobierno municipal del Partido Popular y Ciudadanos se ha dado el último cuatrimestre del año para tener cerrado el acuerdo para que el Ayuntamiento de Córdoba participe en la financiación del servicio de cercanías, un acuerdo que lleva dando vueltas muchos meses pero que en la práctica se encuentra en el mero campo de la teoría. La cuestión no es menor porque el servicio ferroviario, que se puso en marcha a finales de octubre de 2018, no forma parte del debate de movilidad de la ciudad como sí lo hacen las líneas de autobús de Aucorsa. Y no lo ha hecho porque las cifras conocidas hasta el momento no han sido lo suficientemente relevantes como para establecer una relación causa y efecto entre el funcionamiento del cercanías y la relevancia estratégica de su función en el transporte público de la ciudad. Resumiendo: quitando al servicio durante el curso universitario

El anterior gobierno dejó el convenio, decía, listo para la firma. El actual lo niega. Con la llegada de los nuevos ediles a sus despachos, el acuerdo estaba por desarrollar. De hecho, las asesorías jurídicas municipal y de Renfe están trabajando aún en el texto definitivo en el que se comprometen las partes que es el que tiene que desarrollarse en cuanto sea posible. Y eso depende de muchos factores. El primero es institucional dada la actual inestable situación de la Administración central del Estado, cuyos gestores se encuentran en estos momentos en situación de «en funciones» hasta que tome posesión un nuevo Ejecutivo, realice los nombramientos correspondientes y se lleven a cabo las disposiciones oportunas en el Boletín Oficial del Estado ( BOE).

De todas las opciones que se llegaron a barajar, la última diseñada en el anterior mandato parece ser la que ha tomado consistencia en este. Lo que se compromete a pagar el Ayuntamiento es una cantidad con el objetivo de que exista un billete único en toda la línea con un precio igual al que paga el intervalo de menos cuantía. Es decir, lo que cuesta el trayecto Córdoba-Rabanales: 1,90 euros.

Lo que iba a ser un cercanías se convirtió por aplicación de la normativa ferroviaria en un media distancia que cuenta con obligación de servicio público. El trayecto dispone de hasta tres precios distintos lo que repercute, afirman los críticos, en un elemento de relevancia que desincentiva el uso del ferrocarril para el transporte entre las barriadas periféricas de la vega y el centro de la ciudad.

La segunda cuestión a dilucidar, y eso ocurrirá en los próximos meses, es de cuánto dinero se está hablando. En principio, el Ayuntamiento ha ido reservandomedio millón de euros anuales con el objetivo de ayudar a contener el déficit de explotación. Dado que el acuerdo nunca se llegó a firmar, se trata de partidas que no se llegan a tocar y cuyos recursos se aprovechan para otros gastos cuando el año presupuestario se va cumpliendo. El Consistorio aún no dispone de una previsión exacta de lo que tiene previsto reservar para 2020.