PERDONEN LAS MOLESTIAS

Basura interior

Sadeco ha tenido que reponer en los últimos cinco años más de mil contenedores quemados por sujetos que necesitan ayuda

Actualizado:

La neuropsiquiatría resolverá algún día en qué lugar del encéfalo se activan las disfunciones neuronales del vandalismo urbano. Mientras tanto, Sadeco ha tenido que reponer en los últimos cinco años más de mil contenedores de residuos sólidos urbanos calcinados por obra y gracia de este tipo de pacientes. Decimos pacientes por usar un término digerible a estas horas de la mañana. Y porque solo la medicina psiquiátrica puede explicar qué empuja a un individuo a emplear su tiempo de ocio en incendiar mobiliario urbano con una meticulosidad de relojero.

En los dos últimos años, la quema de contenedores se ha intensificado de tal manera que la ratio alcanza ya casi uno diario. Es decir, mientras usted está leyendo