Edificios en construcción en la zona de Poniente
Edificios en construcción en la zona de Poniente - VALERIO MERINO
CONSTRUCCIÓN

Una de cada cuatro iniciativas inmobiliarias en Córdoba está a la espera de obtener licencia de obras

La Cátedra Inmobiliaria cifra en hasta un 25 por ciento los proyectos visados que no arrancan por falta de permisos

CÓRDOBAActualizado:

Los números del sector inmobiliario en la provincia de Córdoba dibujan una tendencia positiva, pero con matices. Hablan de una recuperación innegable tras los años oscuros de la crisis pero también de un mercado contenido y de una bolsa de proyectos que es muy superior al número de iniciativas que se llevan a la práctica. Los promotores planifican actuaciones, no sólo en materia de vivienda sino también con fines comerciales, que se pierden en la maraña tramital de una Gerencia de Urbanismo sin los medios suficientes para garantizar gestiones rápidas.

Es una de las lecturas que se extraen del diagnóstico que hace de Córdoba el Pulsímetro Inmobiliario de 2018 de la escuela de negocios Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), un documento que se ha convertido en un oráculo para el sector de la construcción y la compraventa de vivienda en España. El director de la Cátedra, José Antonio Pérez Ramírez, realizó un retrato robot de la provincia en el marco de la presentación de «Pentágono Inmobiliario», un nuevo programa de la televisión local Onda Mezquita que estará dedicado al análisis de un sector fundamental para la economía de la provincia.

Durante su ponencia, expuso cómo desde el desbloqueo del sector allá por 2014 los proyectos iniciados -obras que se ponen en marcha- no están siguiendo una tendencia paralela a la de los visados -iniciativas presentadas a sellar en los Colegios de Arquitectos, que serán los que inicien sus obras, terminen y compitan en el mercado de ventas una vez desbloqueen la obtención de licencia-. Mientras que los proyectos visados crecerán este año un 22 por ciento, las obras lo harán un 14 por ciento. Es decir, hay muchas más iniciativas de las que se ponen en práctica, lo que pone de manifiesto una vez más que la demora en la tramitación de permisos urbanísticos está lastrando un sector que podría dar más de sí, no sólo en Córdoba sino en el conjunto de Andalucía.

Agilizar los trámites

Según explicó el director de la Cátedra, entre el 20 y el 25 por ciento del total de los proyectos inmobiliarios de Córdoba, uno de cada cuatro, está parado y a la espera de obtener la licencia correspondiente, por lo que se produce un desequilibrio entre los ritmos de visado y concesión de permisos. Se trata de una cuestión sobre la que ya han puesto el acento empresarios, constructores y arquitectos que piden un plan de choque ante lo que consideran un problema «endémico». El Ayuntamiento de Córdoba está tramitando una ordenanza con el objetivo de agilizar los procesos.

Pérez alertó de que los datos que el Pulsímetro Inmobiliario aporta para 2018 son sólo un pronóstico. El director de la Cátedra Inmobiliaria expuso que, si ya es arriesgado aventurarse a adivinar cómo cerrará el año un mercado que está atravesando «baches» desde el verano, pronosticar cómo habrá evolucionado el sector en 2020 sería temerario, aunque estima que se mantendrá al alza. «Las tendencias pasadas no aseguran tendencias futuras», advirtió.