Un trabajador de la construcción en una promoción de viviendas
Un trabajador de la construcción en una promoción de viviendas - VALERIO MERINO
ECONOMÍA

Uno de cada tres contratos en el sector de la construcción en Córdoba fue de albañil

La segunda ocupación con un mayor número de contratos fue la de peones de las obras públicas

Actualizado:

La construcción está en pleno resurgimiento, aunque nada que ver, eso sí, con los niveles que alcanzó en el último boom que acabó en crack. Eso se nota en muy distintos aspectos. Por ejemplo, en el número de contratos a albañiles en la provincia. Este oficio acaparó el año pasado, según los informes trimestrales del mercado de trabajo de este sector del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), un total de 15.231 vinculaciones laborales. Fue la ocupación con mayor número de contrataciones en esta área de actividad con mucha diferencia.

Supuso una de cada tres vinculaciones de las rubricadas en la construcción. La cifra de 2018 implicó un incremento interanual del 1,9% al contabilizarse 286 más. Su crecimiento estuvo por encima del registrado en el conjunto de esta área de actividad (+0,9% y un total de 44.645 relaciones laborales formalizadas) y fue determinante para que hubiera un saldo positivo global.

La segunda ocupación con un mayor número de contratos fue la de peones de las obras públicas. Se firmaron 7.541 contratos. Esa cifra supuso un retroceso interanual del 4,7%. Al segmento de la obra civil, que se vio vapuleado durante la crisis por los recortes de las Administraciones en los presupuestos para obras, le está costando más levantar el vuelo que al residencial. Creció el importe de las actuaciones que sacaron a contratación las instituciones en la provincia en 2017 y 2018, pero eso no se dejó sentir en sus vinculaciones laborales el pasado año.

El tercer capítulo que más contratos movió por estos lares fue el de peones para la construcción de edificios, y tampoco tuvo un saldo positivo. Las empresas del sector formalizaron 6.787 vinculaciones laborales para este tipo de trabajo. Esa cifra es inferior en un 1,4% a la de 2017. A mucha distancia ya del podio se situó la ocupación de pintores y empapeladores. Cerro el «top five» de los trabajos que más marcaron el mercado laboral de la construcción el de encofradores y operarios de puesta en obra de hormigón. Se hicieron con 771 contratos, con lo que el aumento interanual fue del 5,2%.