Jornadas de Memoria Histórica en la Casa Ciudadana
Jornadas de Memoria Histórica en la Casa Ciudadana - VALERIO MERINO
OPINIÓN

¿Callados y sin controlar?

Estamos hartos de la memoria histórica, cuando no tienen la voluntad de informar puntualmente de la realidad

CÓRDOBAActualizado:

Cuando muere Franco yo era treintañero. Digo esto porque estoy cansado de que personas que no vivieron aquellos años ni se han molestado en escuchar con mente abierta a quienes con experiencia pueden tener diferentes puntos de vista de lo que representó para España y para los españoles el sistema que se desmoronaba por aquel entonces, vengan a darnos lecciones de historia sin derecho a réplica. Pretenden vendernos una historia de España falsa por incompleta, demostrando no ser demócratas ni querer a España. Han establecido las reglas de lo que es una democracia y con un parcial manejo de los medios venden a sus huestes que todo aquel que se salga de esas reglas o se atreva a ponerlas en duda es un fascista y un enemigo público. Sólo buscan tomar el poder, para con el Boletín Oficial de España en las manos someter a reeducación a cuantos no están dispuestos a tragar con la ideología que ellos han establecido como válida.

Entreteniendo a los españoles con esa inútil discusión que sólo busca dividir para sacar tajada política sin producir beneficio alguno para la comunidad, consiguen que se siga trabajando y pagando impuestos sin preocuparnos de algo imprescindible en democracia como es el ejercicio de control político. El filósofo Karl Popper dijo acertadamente que «la democracia consiste en poner bajo control al poder político». ¿Alguien cree que en España hay información suficientemente clara y veraz para que el pueblo ejerza ese derecho?

Cansado

Muchas noticias podría traer para demostrar que eso no existe en España. Pero me bastan dos muy cercanas para decir que es usual que todo político que llega al poder se sorprenda de lo que se encuentra, cosa que demuestra la ceguera o ignorancia de quienes ejercen la necesaria oposición. La primera se refiere a Andalucía. La Consejería de Hacienda de laJunta alerta de la existencia de 2.988 millones de euros en subvenciones otorgadas y pendientes de justificar, de las cuales fuera de plazo se encuentran 1.867 millones.

La segunda noticia que me revuelve las tripas la protagoniza el teniente de alcalde de Urbanismo y Hacienda del Ayuntamiento de Córdoba, el popular Salvador Fuentes, anunciando que el Ayuntamiento debe facturas por valor de 6,3 millones de euros, algunas de las cuales han sido reclamadas mediante requerimientos notariales. Ante estas lamentables noticias deduzco que si la leal oposición del pueblo desconocía la verdadera situación de la Junta y del Ayuntamiento, ¿cómo puede ese pueblo controlar al poder político...?

Estamos hartos de que nos den la matraca con la memoria histórica, cuando no tienen la voluntad política de informar veraz y puntualmente de la realidad presente para que el pueblo pueda ejercer el necesario control al poder político haciendo que la democracia sea una realidad.