Antonio Granados, alcalde socialista de La Carlota
Antonio Granados, alcalde socialista de La Carlota - ABC
FINANCIACIÓN

La Cámara de Cuentas avisa al Ayuntamiento de La Carlota de 2,6 millones de «derechos incobrables»

La sociedad municipal Promoción y Desarrollo Carloteño le debe unos aprovechamientos urbanísticos de 2007

CÓRDOBAActualizado:

La Cámara de Cuentas de Andalucía incluyó en el Plan Actuaciones de 2016 la fiscalización de determinados aspectos de la actividad económico-financiera del Ayuntamiento de La Carlota de la provincia de Córdoba, referida al ejercicio económico 2015, y ha destacado en su informe el endeudamiento del Consistorio a cuenta de la liquidación, vía procedimiento concursal, de la sociedad municipal Promoción y Desarrollo Carloteño, S.A.

Así, según ha informado la Cámara de Cuentas, la citada sociedad «le debe al Ayuntamiento 2.616.423,75 euros, de unos aprovechamientos urbanísticos que el Ayuntamiento le vendió en 2007. Estas deudas representan el 58 por ciento de los derechos pendientes de cobro de presupuesto cerrado del Ayuntamiento», y «se estima que dichos derechos son incobrables». El Ayuntamiento de La Carlota está gobernado por el PSOE y su alcalde es Antonio Granados.

Además, «la Intervención, a pesar de advertir de la necesidad de depurar y anular esos derechos, no ha procedido a ello».

A esto se suma que el Ayuntamiento «asume deudas de ejercicios anteriores» de dicha sociedad municipal «que totalizan 41.114,97 euros y se ha subrogado en los derechos de un empleado de la citada sociedad, que ha pasado a formar parte del personal del Ayuntamiento».

Desde el año 2007

Los créditos generados en la contabilidad municipal por la venta de los aprovechamientos urbanísticos a la sociedad, según ha señalado la Cámara de Cuentas de Andalucía, «vienen incorporándose desde el año 2007».

En concreto, «en el ejercicio 2015 se incorporaron 547.656,63 euros que no han registrado ejecución alguna», con lo que «la Corporación debe valorar la idoneidad de incorporar estos créditos, cuya financiación no está garantizada y que, además, suponen el 19 por ciento del volumen total del gasto presupuestado en el capítulo seis de inversiones reales».

Junto a ello, «la cuenta 555, de pagos pendientes de aplicación, registra movimientos de altas en el ejercicio 2015 por un importe de 60.642,01 euros. De estos movimientos de pagos, un total de 16.212,66 euros se corresponden con los gastos de un empleado» de la referida sociedad, «que el Ayuntamiento no debió asumir, puesto que son anteriores a la subrogación de la Corporación con el empleado».