Aspecto de la tierra seca por falta de precipitaciones en un olivar
Aspecto de la tierra seca por falta de precipitaciones en un olivar - ABC
Agricultura

El campo reclama a la Confederación Hidrográfica transparencia sobre el agua que habrá para riego

La Comisión de desembalse se reúne hoy, lunes, para analizar la situación de la cuenca y ver las futuras previsiones

CórdobaActualizado:

El pleno de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se reúne hoy para analizar la situación de la cuenca y las futuras previsiones. Se trata de una reunión clave para saber más sobre las dotaciones de riego que el sector agrícola tendrá en los próximos meses, claves para el sector.

Los últimos datos sobre las reservas hídricas que gestiona la CHG se conocieron el pasado viernes en la comisión permanente de seguimiento de la sequía del Guadalquivir. El jefe de Planificación de la CHG, Víctor Cifuentes, explicó que las aportaciones recibidas en los embalses de la cuenca desde el inicio del año hidrológico han sido un 85% menos que las aportaciones medias de los últimos 25 años y las precipitaciones registradas un 40% inferiores a la media histórica.

Así, los embalses de la cuenca se encuentra únicamente al 32,98% de su capacidad con 2.677 hectómetros cúbicos. Los pertenecientes al Sistema de Regulación General, el más importante de todos y fundamentalmente dirigido al regadío, se encuentra al 28,14% de su capacidad, en torno a 1.580 hectómetros cúbicos.

Siembras de primavera

«La situación es muy grave, por lo que le pedimos a la CHG que aclare, en la comisión de desembalse, con qué dotación de agua van a contar los agricultores», pide Eduardo Martín, directivo de Asaja Andalucía, que recuerda que «deben ser muy rigurosos y transparentes con la disponibilidad de agua que hay, ya que se trata de un mes en el que se están tomando decisiones respecto a las siembras de primavera».

Desde la organización patronal agraria también solicitan una serie de medidas que palien los efectos de la sequía hidrólógica. Entre ellas, la creación de un fondo de contigencia en sequía y la exención de los costes de la Seguridad Social, y no la moratoria, como sí se ha aprobado.

Respecto a la situación a largo plazo y al actual ciclo de años secos, desde Asaja Andalucía opinan que «habría que replantearse el modelo de gestión del agua». «La cuenca del Guadalquivir es deficitaria por naturaleza, habría que hacer más flexible el reglamento de las balsas o incrementar la limpieza de los fondos de los pantanos para recuperar capacidad de almacenamiento», plantea Eduardo Martín, que también considera buena opción «la posible construcción de nuevos embalses, ya que sirven para almacenar más agua y, también, para regular el caudal en épocas de exceso de lluvias».