EL ESTILITA

La cara de Carmen Calvo

Ya no la aguantan, ni a ella ni al presidente que la nombró, ni los suyos. La vicepresidenta tiene licencia para disparatar

Javier Tafur
CórdobaActualizado:

Se le nota. No son los años. Es la mala vida. Se le está poniendo cara de sicario. Cara de cine negro. Nariz aguileña, boca apretada, ojos perdidos, ceja fruncida. Se va pareciendo a un Zapatero retratado por Goya. Sabes que no puedes esperar cordura de ella. Tiene licencia para disparatar. Ya no la aguantan ni en la SER. Incluso Pepa Bueno se desesperaba escuchando las justificaciones imposibles de la vicepresidenta y le respondía con acritud creciente. Ya está bien de argumentos que sonrojan la inteligencia. Todo tiene un límite, también para una gregaria distinguida de la comunicación de izquierdas. Hasta Iñaqui Gabilondo puso el grito en el editorial y pareció sugerir, con energía juvenil recuperada,

Javier TafurJavier TafurArticulista de OpiniónJavier Tafur