Una propuesta ciudadana planteó sin éxito que la avenida de Vallellano pasara a ser de las Fuerzas Armadas
Una propuesta ciudadana planteó sin éxito que la avenida de Vallellano pasara a ser de las Fuerzas Armadas - V. Merino
MEMORIA HISTÓRICA

«Cataluña es España», John Wayne o Gagarin... los otros nombres descartados para el callejero de Córdoba

Manuel Gutiérrez Mellado, Fuerzas Armadas y la plaza de la Policía Nacional también se caen de la lista

CórdobaActualizado:

El Consejo del Movimiento Ciudadano de Córdoba ha tenido que decidir entre un extenso listado de propuestas a la hora de elevar su terna de nombres para denominar las quince calles que se van a cambiar al considerarse vestigios franquistas incompatibles con la normativa de memoria histórica.

El citado órgano de participación vecinal recabó las sugerencias de los Consejos de Distrito, las aportaciones ciudadanas y demandó a la Gerencia de Urbanismo las solicitudes de denominaciones de espacios que tuviera en su registro y que no hubieran sido satisfechas.

Y si la posibilidad de que Cruz Conde acabe siendo «Kardo Máximo» se ha llevado los titulares, entre los 14 folios de denominaciones alternativas, se detectan nombres llamativos que no han pasado el corte. Uno sale del registro. El solicitante en la Gerencia de Urbanismo de que haya una calle que se llame «Cataluña es España» va a tener que seguir esperando.

Los demandantes ante el mismo ente municipal de que haya una plaza de la Policía Nacional tampoco han tenido éxito. Las solicitudes ciudadanas para sendas avenidas Manuel Gutiérrez Mellado (quien fuera vicepresidente del Gobierno, ministro de Defensa e icónico símbolo de resistencia ante el golpe del 23-F) y de las Fuerzas Armadas (denominaciones planteadas para jubilar la de Conde de Vallellano), para Conde de Vallellano, tampoco han prosperado.

Eso sí, en el caso de Conde de Vallellano, como en los otros cuatro enclaves que se cambian sin consenso político, el Consejo del Movimiento Ciudadano advirtió de que procuraría que las denominaciones alternativas «no fuera personales o, de serlo, tuvieran un perfil neutro en el asunto que tratamos».

El amante, o amantes, del cine tampoco ha(n) tenido suerte: su intento de colocar en el callejero a una trilogía de nombres míticos del séptimo arte, John Ford, John Huston y John Wayne, no ha logrado la «nominación». Ninguno ha entrado en las ternas entre las que tendrán que decidir en la Gerencia de Urbanismo los nuevos nombres de las vías a cambiar.

Tampoco ha sido oportunidad para astronautas, ni de un lado ni del otro de los contendientes de la Guerra Fría: se quedan por ahora sin calle Yuri Gagarin y Neil Armstrong.

Lo de no despertar suspicacias es algo que se ha tomado en serio el Consejo del Movimiento Ciudadano. Nombres que despertarían simpatías en la izquierda, ligados a la Guerra Civil, como los de Enrique Líster, las Trece Rosas o Buenaventura Durruti no siguen adelante en este proceso de cambio de calles.